Un total de 27 estudiantes de la ESO de todo el país se han reunido este sábado en Santiago para la entrega de premios de la fase nacional de las olimpiadas científicas juveniles de España.

A este acto, también ha acudido la conselleira de Educación, Universidades e Formación Profesional, Carmen Pomar, que ha destacado que este tipo de concursos «demuestran habilidades deductivas, de pensamiento creativo, capacidad para el trabajo en equipo y voluntad de superación».

En concreto, las diferentes jornadas han tenido lugar en la capital gallega desde el pasado miércoles, 16 de octubre, en las que se han desarrollado actividades para poner a prueba los conocimientos de los alumnos en matemáticas, biología, física, química y ciencias de la Tierra en una serie de exámenes que incluyeron problemas, cuestiones teóricas y pruebas experimentales.

Los estudiantes y sus profesores acompañantes también disfrutaron de cinco conferencias de divulgación científica, a cargo de sendos catedráticos de la USC: Gonzalo Álvarez (Genética), Alberto Bugarín (Ciencia de la Computación), Ramón Leis (Química Física), Ángel Carracedo (Medicina Legal) y María José Alonso (Farmacia).

El objetivo de estas jornadas es que los adolescentes definan su vocación científica a la «edad más crítica» para ello, según explica la organización de la olimpiada en un comunicado.

La fase autonómica ya contó con cerca de un millar de estudiantes de hasta 15 años, de los que más de un centenar eran gallegos, de las cuatro provincias.

Los premiados de esta fase fueron los estudiantes del IES Aramo de Asturias, el Colegio Buen Pastor de Sevilla y el Instituto Histórico Bachiller Sabuco de Albacete, por este orden.