El pesquero ‘La Chainza’, con puerto base en Ribeira (A Coruña), ha necesitado ser remolcado con cinco tripulantes a bordo tras enredarse el aparejo en la hélice de la embarcación.

Según informa Salvamento Marítimo, en la mañana de este lunes el pesquero emitió aviso de ayuda al encontrarse próximo a punta Laxe Brava. La base de Fisterra movilizó a la Salvamar Sargadelos, que remolcó a la embarcación hasta el puerto de Aguiño, en Ribeira.

Por su parte, hasta el lugar también se desplazó el patrullero ‘Tabarca’, que tiene su base en Marín (Pontevedra), pero se encontraba en la zona en misión de vigilancia marítima, ya que escuchó por el canal 16 (frecuencia de emergencias en el mar) que el pesquero había enganchado sus redes y se había quedado sin gobierno a escasos metros de la costa.

Así, el ‘Tabarca’ llegó hasta el barco siniestrado y pudo comprobar que la tripulación se encontraba sana y salva, por lo que permaneció en el lugar hasta la llegada de la embarcación de Salvamento Marítimo para el remolque.

Por su parte, el patrullero ‘Tabarca’ entra esta tarde de lunes en Muros, en donde podrá ser visitado este martes, 24 de enero, de 10,00 a 13,00 y de 15,30 a 18,00 horas. Su comandante es el teniente de navío Alejandro Fraga Pardo de Guevara, natural de Foz (Lugo).

TRONCOS EN BURELA

En otro orden de cosas, Salvamento Marítimo también informa de que el pesquero ‘Cabaliño’ ha comunicado la existencia de un tronco de unos 10 metros a la deriva en las cercanías del puerto de Burela (Lugo).

De tal forma, la base de Salvamento en Fisterra movilizó a la Salvamar Alioth, que recogió un total de cuatro troncos en la zona y los traslada a Burela para evitar riesgos para la navegación.