La Xunta y el Ayuntamiento de Brión han firmado este sábado un acuerdo de colaboración para mejorar la AC-543 con el objetivo de eliminar un punto de concentración de accidentes y convertir la carretera en una calle.

Las obras supondrán una inversión conjunta de 605.000 euros, de los cuales el 70% serán aportados por la Xunta, es decir, cerca de 424.000 euros. El Ayuntamiento, por su parte, completará la inversión restante y será el encargado de contratar y ejecutar las obras.

Además, la Xunta ha detallado en un comunicado que, de forma previa al inicio de los trabajos, la administración local se compromete a asumir la titularidad del tramo, a excepción de la calzada y arcén de las glorietas de la AC-543 en los puntos de conexión con otras vías autonómicas, que seguirán siendo titularidad de la Xunta.

Asimismo, ha detallado que los trabajos se centran en un tramo de 1,5 kilómetros identificado como trecho de concentración de accidentes, por lo que la Xunta y el Ayuntamiento se coordinarán para adoptar las medidas de calmado de tráfico necesarias y darle una funcionalidad adaptada al de una calle municipal, en lugar de una carretera.

Así, la intervención objeto del acuerdo firmado este sábado tiene como fin conseguir que la carretera AC-543 a su paso por Brión se convierta en una calle, en una vía más humana al servicio de los núcleos de población por los que pasa y con especial atención a los usuarios vulnerables.

Para eso, las actuaciones se centrarán en la ampliación y renovación de las aceras, siendo necesario para eso estrechar la propia calzada; en la reposición de la capa de rodaje en ambos carriles, arcenes y bandas de estacionamiento; y en la renovación de la señalización.