Efectivos de Protección civil han liberado el acceso a Baldriz, una aldea incomunicada por la caída de un pino, que se vino abajo por el peso de la nieve acumulada, en Cualedro (Ourense).

Así lo ha trasladado el alcalde de Cualedro, Luciano Rivero, a Europa Press de la situación del acceso a la aldea, obstaculizado por un gran pino que mantuvo a entorno a medio centenar de vecinos incomunicados.

En este contexto, el alcalde contactó con Protección civil que acudió al lugar con herramientas para cortar el árbol que obstaculizaba la entrada y pasar el quita nieves del ayuntamiento.

Finalmente, Baldriz quedaba liberado sobre las 10,40 horas.

Según ha trasladado Rivero, el «mayor miedo» era que una persona se encontrase indispuesta o necesitase asistencia médica y no pudiese acudir a un centro médico.