La Dirección Xeral de Emerxencias de la Xunta ha extendido la alerta naranja por nevadas al sur de Ourense, que se suma a las zonas de montaña de la provincia ourensana y de Lugo, donde se esperan acumulaciones de más de 20 centímetros en 24 horas.

La alerta permanecerá activa este miércoles, jornada en la que la cota de nieve oscilará entre los 300 y los 500 metros, lo que podría dejar nevadas en casi todo el interior gallego e, incluso, en puntos de la Mariña luguesa.

Así, el interior de las provincias de A Coruña, Lugo y Ourense, la Mariña Luguesa, el noroeste de Ourense y la comarca, también ourensana, de Valdeorras estarán en aviso amarillo ante la previsión de que las nevadas dejen acumulaciones de hasta cuatro centímetros.

Por su parte, las predicciones apuntan a acumulaciones de más de 20 centímetros en puntos situados a más de 800 metros de altitud en las zonas de montaña de Lugo y Ourense.

En el sur de esta provincia, también en alerta naranja, las previsiones son mejores, pero sitúan el grosor de las nevadas en capas superiores a los 5 centímetros.

Así las cosas, la Xunta, que ha trasladado esta situación a los ayuntamientos y entidades de las zonas afectadas, recomienda evitar los viajes en automóvil en la medida de lo posible y, en el caso de tener que hacerlo, viajar siempre con el depósito lleno.

También recomienda usar la ropa y calzado idóneo, evitar que las personas mayores salgan a la calle y tener a mano linternas y cadenas.

ALERTA POR NIEVE, VIENTO Y OLAS

La extensión a gran parte de la comunidad del aviso por nevadas se suma a la alerta roja activada desde el mediodía de este martes en toda la costa de A Coruña por un temporal costero que podría dejar olas de hasta nueve metros de altura.

El resto del litoral gallego también se encuentra en aviso, en su cao, naranja; por un temporal de vientos de fuerza 8 y olas de entre 5 y 8 metros.