El Parlamento de Galicia, por unanimidad de sus tres grupos –PP, BNG y PSdeG–, insta a la Xunta a elaborar antes de que termine el 2022 un «plan de choque debidamente presupuestado» para reducir las listas de espera en el Servizo Galego de Saúde (Sergas).

Se trata de una iniciativa presentada por el Bloque en la Comisión 5ª, de Sanidade, Política Social e Emprego, que solicita que este reto para acortar las demoras en el sistema sanitario tengan una «dotación de personal precisa».

Además, otro de los puntos de la propuesta insta al Sergas a tener «todos los recursos operativos», entre ellos las cámaras y los quirófanos, con la finalidad de no hacer «ninguna derivación» a la sanidad privada siempre que haya recursos disponibles en los centros públicos.

El texto parte de una proposición no de ley (PNL) del BNG que ha contado con el voto favorable del PSdeG e, incluso, del PP. No obstante, la iniciativa incluía otros dos puntos que han sido rechazados con el voto en contra de la mayoría absoluta de los populares y que solicitaban hacer públicas todas las listas de espera del Sergas, «tanto estructurales como no estructurales».

La diputada del Bloque Iria Carreira ha celebrado el acuerdo alcanzado en cuanto al plan de choque, pero ha lamentado la «falta de información» por parte de la Xunta sobre las listas de espera.

CUBRIR BAJAS EN EL CENTRO DE SALUD DE CALDAS

Otro de los acuerdos alcanzados en la Comisión 5ª del Parlamento ha sido instar a la Xunta a cubrir las bajas del centro de salud de Caldas de Reis (Pontevedra) «para no volver a encontrarse con la reiterada situación de no tener atención» y derivar a los pacientes a otras localidades, «donde tampoco existe la seguridad» de que les atiendan.

Este texto ha partido del PSdeG y ha contado también con el ‘sí’ unánime de los grupos. El diputado socialista ha saludado el voto favorable de los populares, pero ha advertido: «Vamos a comprobar si el PP solo habla o también actúa y mantiene la coherencia».

Por parte del PP, la parlamentaria Encarna Amigo ha destacado que la convocatoria de 106 plazas de médico especialista en Atención Primaria convocadas por concurso ya incluye cuatro plazas con «ocho guardias al mes» en el PAC de Caldas, un sistema que contó «con el voto en contra del PSdeG y del BNG» cuando fue votado en el pleno del Parlamento.