La oficina municipal de apoyo al pueblo ucraniano atendió a más de 300 refugiados y refugiadas desde su apertura, el pasado 21 de marzo, según informa el consistorio.

En concreto, ha atendido a 338 refugiados ucranianos, la mayoría mujeres y menores. «Desde el principio se expuso como una herramienta de gestión integral de las necesidades de los refugiados y refugiadas que comenzaron a llegar a nuestra ciudad», señala la concejal de Bienestar Social, Igualdad y Participación, Yoya Neira, sobre la citada oficina.

Al respecto, precisa que presta apoyo a 142 unidades familiares que suman 338 personas: 161 mujeres, 51 hombres y 126 niños y niñas. Los refugiados y refugiadas recibieron 31 ayudas de tarjeta monedero, un servicio puesto en marcha por el Ayuntamiento con el que las familias pueden obtener una ayuda de 50 euros mensuales durante tres meses para sufragar pequeños gastos.

Además, otras 129 personas se beneficiaron de las ayudas que ofrece la Fundación Emalcsa. «Mientras hubo curso se escolarizó a los menores y actualmente hay 19 de ellos becados en distintos campamentos de A Coruña», señala Neira sobre las distintas iniciativas puestas en marcha.