El gallego está a la cola de las lenguas cooficiales del Estado español en cuanto a recursos y aplicaciones tecnológicas, según el proyecto European Language Equality (ELE), financiado por la Unión Europea y con la participación de 52 entidades, entre ella la Universidade de Vigo (UVigo).

El Centro de Investigación en Tecnoloxías de Telecomunicación ‘atlanTTic’, de la UVigo, fue el encargado de analizar la situación del idioma propio de Galicia en cuanto a recursos, servicios y comunidades de hablantes.

En concreto, el objetivo del proyecto ELE es analizar la adaptación tecnológica de las lenguas de Europa con la finalidad de que exista plena igualdad para 2030. «Ahora, hay que hacer una hoja de ruta para cambiar esta situación. Hay mucho margen en el que trabajar», ha subrayado la coordinadora de ‘atlanTTic’, Carmen García Mateo.

Como conclusión general, según el informe presentado por este centro de la UVigo, «hay pocas aplicaciones de síntesis y de reconocimiento de voz, corrección ortográfica y gramatical y traducción automáticas». Por tanto, hay «un vacío importante» en cuanto a recursos multimedia adecuados para desarrollar aplicaciones «tan importantes en el mundo actual como los agentes conversacionales por voz de última generación».

En comparación con otras lenguas cooficiales, la diferencia «es crítica» en cuanto a recursos y servicios relacionados con datos multimedia y en el ámbito de la salud, puesto que los ya existentes «son pobres en diversidad y pequeños en tamaño», añade el estudio.

El «mayor peligro» a corto plazo de esta situación es que, si no se revierte, el gallego se quede fuera de la revolución que el ‘big data’ y la inteligencia artificial está provocando en muchos sectores estratégicos por falta de recursos para aplicarlas.

En el lado opuesto están las bases de texto de gran dimensión, donde el gallego tiene «buena presencia» con unos servicios en «una fase más madura». El informe también apunta, como aspecto positivo, a la página web de la Corporación de Radio e Televisión de Galicia (CRTVG) por la producción de contenidos multimedia. Del mismo modo, también hay un número creciente de diarios locales digitales en el idioma propio.

‘SOFTWARE’ Y REDES SOCIALES

En cuanto al ‘software’ y las redes sociales, aunque algunas firmas como Facebook, Youtube, Microsoft y Apple ofrecen versiones en gallego, muchas otras como TikTok, Twitch y Adobe lo utilizan en versión ‘beta’ o, como Twitter, con menor apoyo.

En este contexto, hay una «falta extrema de apoyo» al idioma propio en asistentes virtuales como Alexa, Siri, Google Assistant y Cortana. En los últimos años, se desarrollaron varios productos y servicios para la incorporación del gallego en las TIC como el portal de la Real Academia Galega (RAG), el traductor ‘Gaio’ y la web de la Xunta.

Con todo, el estudio observa una tendencia de las grandes empresas del sector consistente en «reducir sus esfuerzos» en desarrollar tecnologías específicas para lenguas minoritarias, así como la falta de interés por estos idiomas en estrategias nacionales como la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial 2020.

«EXPERIMENTADA COMUNIDAD INVESTIGADORA» EN GALICIA

En este margen que hay para cambiar la situación, según explica la profesora García Mateo, juega a favor de «la existencia de una experimentada comunidad investigadora en Galicia» en áreas como el reconocimiento automático del habla, la síntesis de voz y el procesamiento de lenguaje natural, así como en campos como la filología y la lingüística.

Para ello, la alianza entre ‘atlanTTic’ y los docentes de la Facultad de Filología y Traducción de la UVigo permite «desarrollar ya herramientas y recursos lingüísticos» y fue «en gran medida» la «responsable en los últimos cuatro años de un aumento considerable de la producción de recursos y servicios de calidad para la lengua gallega».

Dentro de las propuestas de mejora, los investigadores de ‘atlanTTic’ recomiendan crear una oficina pública que custodie de forma centralizada y estandarizada todos los recursos desarrollados para la lengua gallega ya que, en la actualidad, están diseminados en páginas y en servidores distintos.

También consideran necesario invertir en crear bases de datos de recursos lingüísticos de calidad y gran tamaño que abarquen las distintas variantes y estilos del habla en la Comunidad; en apoyar la producción científica y la transferencia tecnológica basada en el lenguaje; y que los hablantes consuman, produzcan y exijan contenidos en gallego.