El grupo provincial del Partido Popular ha valorado como una «victoria política y judicial» la sentencia del Juzgado Contencioso Administrativo número 2 de Pontevedra que da la razón a los populares y ordena a la Diputación de Pontevedra convocar el pleno extraordinario por el caso del enchufe de la cuñada de la presidenta de la administración provincial, Carmela Silva, en los términos que solicitaron por parte del PP.

Los diputados provinciales del PP comparecieron este jueves en rueda de prensa para insistir en que Carmela Silva «está arrinconada», ha señalado el portavoz Jorge Cubela. «No puede permanecer más tiempo callada ante unos hechos tan graves», ha abundado, que los populares consideran «la trama corrupta más importante de la historia reciente de Galicia».

Además, Cubela ha subrayado que esta sentencia también reconoce «la obstrucción y los obstáculos» que por parte del gobierno provincial se ponen «de manera continuada» para «impedir toda posibilidad de control político» ya que «dice que perturba y restringe las atribuciones básicas y esenciales que corresponden a los diputados».

«No solo callan, sino que además pretendían silenciar a la oposición», ha lamentado el portavoz del PP, quien ha señalado que estos son «comportamientos más propios de regímenes totalitarios que de democracias asentadas». Además, ha advertido de que «este capricho le va a costar dinero a la Diputación y a los pontevedreses», ya que la sentencia también recoge que la institución provincial tiene que asumir las costas del proceso.

El Partido Popular ha destacado que Carmela Silva «no puede estar un día más al frente de la Diputación de Pontevedra» y que «está totalmente desacreditada. Tiene que dimitir» algo que le exige el PP y también «el sentido común, la ética y la moral que debemos tener todos los responsables públicos».

«VARAPALO»

Cubela también ha incidido en que la sentencia «supone un varapalo» para el Partido Socialista y para el BNG, «que pretenden utilizar la institución para su propio interés político». En el caso de los nacionalistas, asegura, son «cómplice necesario de las artimañas de los socialistas en la Diputación de Pontevedra». Por eso, preguntaron si la portavoz nacional del Bloque, Ana Pontón se va a hacer «corresponsable» de esta actitud.

Por último, el Partido Popular ha recordado que «esta trama no es ajena a la Diputación de Pontevedra», porque «los que gobiernan la institución provincial son los mismos que gobiernan en el Ayuntamiento de Vigo». «Los delitos de los que hablamos son muy graves», ha sentenciado. «Seguimos sin que nadie asuma su responsabilidad política», ha concluido.