El abogado Agustín Azparren, que representa a la ex jueza del Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, Pilar de Lara, ha lamentado la «lentitud» del Tribunal Constitucional para resolver si admite el recurso de amparo a la sanción que le impuso el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a la magistrada, entre otras cuestiones por dilaciones indebidas en las múltiples instrucciones que abrió en la capital luguesa, como la ‘Pokémon’.

El abogado madrileño ha manifestado que este retraso «suele producirse dentro de los tiempos en que se rigen este tipo de recursos de amparo, la propia admisión a trámite que es un hecho fundamental».

Entre otros argumentos que se esgrimen para no penalizar a la ex jueza del Juzgado de Instrucción Número 1 de Lugo, que tuvo que abandonar para irse a trabajar a un juzgado en Ponferrada, es la no renovación del Consejo General del Poder Judicial, una estructura que lleva sin reorganizarse desde diciembre de 2018 después de cinco años de mandato.

Con todo, Azparren ha advertido que en «un porcentaje pequeño» el Constitucional suele admitir «a trámite estos recursos», para insistir, a renglón seguido, que «este primer paso suele tardar bastante».

«De momento lo que podemos decir es que sigue ahí pendiente y están todas las posibilidades abiertas», ha dicho, a que finalmente el alto tribunal tenga en cuenta dicho amparo, maneja el abogado de Pilar de Lara.

«UN AÑO O MENOS»

Finalmente, se ha aferrado a que esto se podría dilucidar «en un año o algo menos» desde que a finales del pasado 2021 se diera curso a dicho expediente de amparo ante el Tribunal Constitucional.

Pilar de Lara llevó investigaciones mediáticas como la ‘Operación Carioca’, sobre redes de prostitución; la Pokémon, sobre mordidas a políticos a cambio de concesiones públicas; o la del ‘Garañón’, sobre urbanismo.

La mayoría de las instrucciones se han visto reducidas o mermadas por órganos judiciales superiores como la Audiencia Provincial de Lugo.