El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha trasladado este viernes que la previsión es que el protocolo sanitario para las fiestas del Entroido, en un escenario marcado por pandemia, esté listo a principios de febrero, aunque podría recibir ajustes conforme se aproximen las fechas.

En declaraciones a los medios en Ourense, ha indicado que la celebración de los carnavales es «muy importante» en la provincia de Ourense y en otras localidades gallegas, dado su relevancia turística y económica, por lo que la Dirección Xeral de Saúde Pública está implicada en diseñar un plan «con cautela y planificación».

Feijóo ha recordado que queda margen para que mejore la situación hasta el Entroido, antes de ratificar que el protocolo estará listo a principios de febrero. Eso sí, ha matizado, que será «obviamente orientativo» y susceptible de ser ajustado en función de lo que exija la situación epidemiológica en su momento.

«Pero dada la relevancia económica que tiene para algunas zonas, estamos desarrollando el protocolo con cautela y anticipación», ha zanjado.