El secretario de la Federación de Servicios Públicos de la UGT de Lugo, Eliseo Rivas, ha demandado este lunes más «seguridad interna» en los centros de salud de la provincia, tras ser lanzada una piedra al Punto de Atención Continuada (PAC) de Fingoi en la capital luguesa.

Ese acto de vandalismo se ha repetido por tercera vez en un mes en ese centro sanitario de Lugo cuando había gran cantidad de gente que, sobre todo, acudía a realizar pruebas de test de Covid.

Con todo, no resultó nadie herido, pese a que la piedra lanzada llegó hasta la sala de espera. «Hay hechos que, evidentemente, resultan complicado poder preverlos, lo que sí es un hecho es que aumentan las agresiones al personal que se producen de una manera reiterada», ha alertado este representante sindical.

Rivas ha calificado de «lamentable» que se reproduzcan este tipo de «ataques por parte de desaprensivos», y ha puntualizado que «es difícil de controlarlos».

Con todo, ha reclamado «un aumento de la seguridad tanto privada en los centros de salud, como por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado». «Tiene que prevalecer por encima de todo tanto la seguridad de los trabajadores como de los usuarios», ha abundado.

Por su parte, Eliseo Rivas también ha censurado que la Atención Primaria «sigue desbordada y sigue creciendo la presión en todos los centros de salud por la falta de profesionales y de cobertura de sustituciones».

El responsable de Servicios Públicos de la UGT ha puntualizado que «resulta difícil poder dar la atención ordinaria», en Atención Primaria, «a pacientes que acuden al centro de salud y que nada tienen que ver con el Covid».

«Hay un aumento de las cargas de trabajo que no se corresponde con el aumento de sustituciones, ni con los recursos humanos», ha lamentado finalmente Eliseo Rivas. Por parte de UGT destaca que en centros de salud se realizan tests de Covid y en algunos casos se administran vacunas.