El Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves una enmienda transaccional al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) por la que el Gobierno destinará 10,5 millones de euros a promocionar la obra audiovisual en catalán, euskera y gallego.

La enmienda, mediante la que se recuperará un fondo específico que venía funcionando entre el 2009 y el 2011, ha sido acordada entre el Gobierno, ERC, EH Bildu y BNG. En paralelo, el Ejecutivo de Pedro Sánchez también pactó con el partido catalán que las plataformas audiovisuales tengan que ofrecer por Ley un 6 por ciento de su oferta de catálogo en catalán, euskera o gallego.

Según han detallado este jueves los partidos soberanistas de izquierda, la propuesta aprobada por la Cámara Baja establece «ayudas o créditos a transferir mediante convenios a los organismos competentes de las comunidades autónomas con lengua propia distinta al castellano con el fin de fomentar la producción, distribución y promoción de la industria cinematográfica y audiovisual en lenguas cooficiales».

En este sentido, ERC, EH Bildu y BNG ha puesto de relieve que, «entre 2009 y 2011, existía ya un fondo, a través del Ministerio de Cultura, que apoyaba estas producciones pero el Partido Popular lo eliminó en 2012».

«De hecho, en la Ley del Cine de 2007 se establece la creación de este fondo de subvenciones con el fin de promocionar y proteger el uso del resto de lenguas oficiales, además del castellano, que deberán ser transferidas a los órganos competentes encargados de gestionar estos recursos», ha añadido.