La concentración convocada por A Mesa en O Grove para denunciar la deturpación del topónimo de A Toxa se ha saldado con momentos de tensión en los que la Guardia Civil llegó a empujar a varios de los manifestantes para apartarlos de la carretera.

En concreto, la protesta buscaba criticar el uso de este topónimo por parte del III Foro La Toja 2021, donde este miércoles se dieron cita el Rey Felipe VI, la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño o el titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, entre otros.

Un grupo de personas convocadas por la asociación acudió al puente cerca de las 17,00 horas portando diversos carteles con el lema ‘Eu quero galego’ y una pancarta en la que se leía ‘A Toxa polo seu nome’.

Sin embargo, según el relato de participantes en la protesta, la Guardia Civil no les permitía cruzar el puente y se produjeron incidentes al intentar situarse en medio de la vía, momento en el que varios agentes empujaron y obligaron a los manifestantes a apartarse a la acera. Entre ellos se encontraba el propio presidente de A Mesa, Marcos Maceira, que acabó por el suelo debido a uno de estos empujones.

En declaraciones a Europa Press, Maceira denunció que los agentes mostraron «mucha agresividad» hacia ellos desde el primer momento y tampoco permitieron intervenciones de los portavoces de la asociación para dirigirse hacia la gente. «Nos parece una actitud absolutamente irresponsable y absolutamente desproporcionada», ha censurado.