El presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), José María Gómez y Díaz-Castroverde, y el fiscal superior de Galicia, Fernando Suanzes, han incidido en el incremento de las denuncias por violencia de género, un 3,4% en el primer trimestre en relación a 2020, en el acto de apertura del año judicial en la comunidad autónoma gallega.

En él, Díaz-Castroverde ha apelado a una «profunda reflexión sobre la sociedad que estamos construyendo», en referencia a las «vejaciones, tratos degradantes, lesiones o la muerte», ha dicho sobre el tipo de casos englobados en estas denuncias.

Lo ha hecho en una intervención en la que, al igual que el fiscal superior de Galicia, ha tenido palabras de recuerdo para la última víctima de violencia machista en Galicia y para su familia. «Cada día se incoaron en los juzgados gallegos 17 nuevos procedimientos penales por violencia contra la mujer», ha expuesto Suanzes, quien ha remarcado que el 21% de la actividad acusatoria del Ministerio Público se centra en este ámbito.

Junto a ello, ha hecho referencia al dato «al alza» de las agresiones sexuales a menores de 16 años, cuestión ante la que ha pedido no permanecer «impasibles». Y, aunque ha destacado que las agresiones y los abusos sexuales descendieron un 40%, consideró «preocupantes» las cifras que se registran. También alertó de los fallecimientos en accidentes laborales, 59 en 2020. «En un año en el que la pandemia limitó la actividad laboral», ha recordado.