Representantes del sector atunero a nivel internacional ha hecho este martes un llamamiento a las administraciones y autoridades para lograr acuerdos comerciales equilibrados y un control adecuado de la actividad en materia medioambiental, socio-laboral y de seguridad alimentaria.

Así se recoge en las conclusiones de la X Conferencia Mundial del Atún que se ha celebrado este lunes y este martes en Vigo, organizada por Anfaco, en la que se han dado cita representantes de más del 90 por ciento de la producción de atún en el mundo.

Dichas conclusiones señalan que el sector de transformación de productos del mar ha sido «ejemplo de resiliencia» durante la pandemia, y garantía de suministro de un alimento estratégico. Por ello, los productores han pedido apoyo de las administraciones para difundir y promocionar el atún y las conservas de atún, al tiempo que han reiterado su «compromiso» con una gestión «sostenible y responsable» del recurso.

Por otra parte, han admitido «preocupación» por la situación de la especie es pesquerías tropicales, y han reclamado medidas de conservación y ordenación eficientes, «en base a datos científicos y en cooperación con las Organizaciones Regionales de Pesca», al tiempo que han abogado por «seguir luchando» contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada.

Finalmente, el sector atunero ha hecho hincapie en el «reto» que supone actualmente un «entorno inflacionista» y las «turbulencias» en la relación entre oferta y demanda, a la hora de garantizarse el aprovisionamiento de materia prima. Al respecto, han pedido a las administraciones que garanticen la equidad en la competencia (‘level playing field’) y lleven a cabo un control efectivo del cumplimiento de la normativa.

CONSELLEIRA DO MAR

Por su parte, la conselleira do Mar, Rosa Quintana, que ha clausurado la Conferencia, también ha hecho hincapié en la «fortaleza» del sector, que en 2020 logró aumentar su producción, facturación y exportación a pesar de la pandemia de Covid.

Asimismo, ha destacado que esa «fortaleza» tiene su base en una estrategia de industria «competitiva, innovadora y sostenible», que cuenta con «el mejor recurso productivo» y «el valor humano de los profesionales del sector».

Por otra parte, Quintana ha reafirmado el apoyo de la Xunta a esta industria, que podrá tener más de 100 millones de euros a su disposición del futuro Fondo Europeo Marítimo de Pesca y Acuicultura, y ha señalado que el desarrollo del nuevo fondo es uno de los principales retos de Galicia, junto con la revisión de la Política Pesquera Común.

En ese sentido, ha reiterado que la Xunta apuesta por un sector sostenible y con recambio generacional, para que la cadena mar-industria gallega siga siendo competitiva.