Mercadona ha invertido 90 millones de euros en 2019 y 2020 en reducir el consumo energético en 39,7 millones de kilovatios-hora (kWh) mediante su ‘Sistema de Gestión Ambiental’.

La compañía ha explicado en un comunicado este lunes que ha reducido el consumo mediante la instalación de más de 1.400 paneles de células solares y con un total de 1.020 ‘Tiendas 8′, que reducen hasta un 40% el consumo energético respecto a un supermercado convencional.

Además, en 2020 se ha adherido a la iniciativa internacional Lean & Green –impulsada por Aecoc– y está elaborando el’Plan para la Reducción de Emisiones’, con que prevé certificar una disminución del 20% de sus emisiones logísticas entre el 2015 y el 2019.

REDUCCIÓN DEL PLÁSTICO

En 2020 puso en marcha la ‘Estrategia 25.6’, que incluye seis acciones dirigidas a la reducción del uso de plástico y a la gestión responsable de sus residuos para conseguir en 2025 bajar un 25% de plástico en envases, que todos los envases de plástico sean reciclables y reciclar todo el residuo plástico.

Con este objetivo, ya ha eliminado las bolsas de plástico de un solo uso en todas las secciones, así como el menaje de plástico de un solo uso, que ha sido sustituido por paramento sostenible.

En los próximos cinco años, prevé reducir el plástico de los envases de marca propia con la colaboración de sus proveedores y proporcionar información a los clientes sobre el reciclaje para impulsar y facilitar la separación de residuos tanto en las tiendas como en los hogares.

Mercadona invertirá 140 millones de euros hasta 2025 en la ejecución de la ‘Estrategia 06/25’ y transformará todos los supermercados de la cadena en ‘Tienda 25.6’ en 2021.