Un total de 63 ayuntamientos, más del 64 por ciento de la población gallega, tendrán restringida su movilidad fuera del perímetro municipal. Esto incluye a todos aquellos que ya estaban incorporados al nivel máximo de restricciones y a ellos se suman los municipios de Pontevedra, Vigo y Lugo, que están por debajo en la incidencia marcada para ese nivel pero que, debido al volumen de personas que tienen y circulan por ellos, han sido incorporados también a los cierres. Por su parte, 26 recuperarán la movilidad a partir del viernes.

En rigor, todas las ciudades ya tenían límites de movilidad y no se podía salir de ellas o de sus almendras, salvo Lugo, que a finales del mes de diciembre pasó a formar parte del grupo de ayuntamientos con nivel de restricción básico, el cual desaparece por el momento del protocolo diseñado por la Xunta.

Una de las principales novedades que ha decidido la Xunta en las nuevas medidas, que entran en vigor el viernes, es romper todas las almendras existentes, esto es, los ayuntamientos que están perimetrados lo harán, en todos los casos de forma individual. En el Diario Oficial de Galicia (DOG) bis, del viernes 8 de enero de 2021, figuran 35 ayuntamientos agrupados y otros 29 limitados de forma individual, un total de 64 ayuntamientos.

Ahora pasarán a estar limitados un total de 63, de los cuales 60 lo hacen por tener datos que se corresponden con el nivel de restricciones máximas y otros tres por su situación especial, y se corresponden con las ciudades, por las razones antes mencionadas.

De esta manera, habrá 250 ayuntamientos con las restricciones generales para hostelería, comercio y toque de queda, entre otras medidas, pero cuya población podrá moverse entre municipios. Esto implica, a su vez, que hay municipios que todavía este miércoles tienen limitaciones de movilidad pero que dejarán de tenerlas a partir del viernes.

Este grupo suma 26 ayuntamientos. Provincia de A Coruña: Carral, Santa Comba, Zas, Dumbría, Fisterra, Mazaricos, Negreira, Muros, Lousame y Teo; provincia de Pontevedra: Cambados, O Grove, Sanxenxo, Meaño, Barro, Marín, Cangas, Soutomaior, Mos, Porriño, Gondomar y Nigrán; y provincia de Ourense: Sarreaus, Cualedro, Castrelo do Val y A Rúa.

Además, de momento permanecen un total de 61 ayuntamientos con limitaciones de reuniones a cuatro personas, una restricción que ahora pasa a aplicarse a toda Galicia, es decir, también a los municipios que a día de hoy pueden juntar a seis personas, inclusive no convivientes.

LIMITACIONES MÁXIMAS

Según informó este miércoles el presidente de la Xunta en la rueda de prensa tras el comité clínico de este martes, hay 33 ayuntamientos de más de 10.000 habitantes con una incidencia acumulada de más de 250 a 14 días, a los que se suman otros 27 de menos de 10.000 habitantes en los que el comité considera preciso que tengan las restricciones de nivel máximo y limitada la movilidad. A ellos se les suman las tres ciudades mencionadas y los ayuntamientos son los siguientes:

Provincia de A Coruña: A Coruña, Arteixo, Cambre, Culleredo, Oleiros, Carballo, Santiago de Compostela, Ames, Ribeira, Boiro, Rianxo, Noia, Ferrol, Narón, Fene, Cee, Camariñas, Cerceda, Laxe, Vimianzo, Cabanas, Pontedeume, Ortigueira, Outes, Porto do Son, A Pobra do Caramiñal, Melide, Oroso, Trazo y Val do Dubra.

Provincia de Lugo: Vilalba, Viveiro e Xove.

Provincia de Ourense: Ourense, Barbadás, Carballiño, Verín, Allariz, Monterrei y Xinzo de Limia.

Provincia de Pontevedra: A Estrada, Poio, Bueu, Moaña, Baiona, Ponteareas, Redondela, A Guarda, Tomiño, Tui, Vilagarcía, Vilanova, A Illa de Arousa, Valga, Pontecesures, Caldas de Reis, Cuntis, Oia, O Rosal y Salvaterra de Miño.