Un taller virtual promovido por la Universidade de Vigo (UVigo) y la Diputación de Pontevedra en el marco de la Cátedra Feminismos 4.0 analizará «la alarmante desigualdad de género» en la economía digital el próximo jueves.

La iniciativa representa la segunda edición del taller ‘Sociedad digital y género. Hackeando el patriarcado’ y aspira a mantener activo «un espacio de reflexión colectiva» en torno al «patriarcado» en el ámbito virtual, según han trasladado las instituciones promotoras.

De este modo, el taller se celebrará en línea mediante UVigo TV el próximo jueves, 3 de diciembre, a partir de las 9,30 horas y contará con la participación de la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, y el rector de la UVigo, Manuel Reigosa.

Asimismo, mujeres referentes en el ámbito de la ciencia y la tecnología intervendrán en la jornada y en mesas redondas realizadas en el marco de la misma. Por la tarde, se llevarán a cabo dos talleres denominados ‘Maratón wikifeminista’ y ‘STOPmachitroles’.

Este evento forma parte de las iniciativas desarrolladas por la Cátedra de Feminismos 4.0, que busca promover «la igualdad, la no discriminación y la accesibilidad universal de las mujeres en el ámbito de las actuales sociedades de la información».

OBJETIVOS

Así, se busca impulsar la investigación y la innovación feminista en distintos ámbitos y, en especial, en los relacionados con la transformación digital y la ciencia y la tecnología, donde las mujeres están «infrarrepresentadas».

En este sentido, las instituciones han recordado que la economía digital supone «un espacio cada vez más relevante en las sociedades del futuro», por lo que han considerado «alarmante» la «desigualdad de género» presente en ámbitos laborales relacionados con la misma.

En esta línea, la UVigo y la Diputación Provincial han remarcado que esta situación «coloca a las mujeres en un escenario muy precario» ante «un futuro en el que la tecnología tendrá cada vez mayor peso sociopolítico y económico» en la sociedad.

Además, han recalcado la importancia de «desenmascarar» los «sesgos sexistas y racistas» de los algoritmos de plataformas virtuales, que «generan más discriminación y refuerzan desigualdades desde posiciones aparentemente neutrales».