La Xunta ha publicado una circular por la que los cazadores se podrán mover por toda Galicia, a pesar de las restricciones para entrar y salir de casi 70 ayuntamientos, para participar en batidas de jabalís o lobos.

En esta resolución firmada por la directora xeral de Patrimonio Natural, Belén do Campo, se apunta que se permiten las cacerías de jabalí aprobadas para la temporada 2020-21 en los planes anuales de los Tecor.

Asimismo, se pueden hacer con libertad de movimiento por el territorio aquellas batidas por motivos de daños en la agricultura o ganadería ocasionados por jabalí y/o lobo –requieren de su comprobación previa por parte de jefaturas territoriales–, así como por accidentes de tráficos graves reiterados en un mismo punto.

En el caso de que las acciones de caza impliquen más de una persona, se debe disponer de un plan de actuación por parte del responsable de la cacería, en el que se detallen las medidas de prevención e higiene.

La Xunta recuerda que los cazadores tienen que guardar las distancias de seguridad, llevar la mascarilla y no pueden compartir utensilios de caza ni comida o bebida.

REACCIONES

Al respecto, la Asociación Agraria de Galicia celebra que la Consellería de Medio Ambiente haya atendido su petición de declarar la caza mayor como «actividad esencial».

Valora que, «a partir de este fin de semana, podrán desplazarse por toda la comunidad tanto los aficionados federados como los no federados» y podrán reunirse con otros cazadores «con los que no convivan».

Por su parte, Libera denuncia «la enésima cesión» de la Xunta al «lobby procaza». «Mientras decenas de municipios tienen limitaciones de movilidad se consiente el libre desplazamiento de los escopeteros», reprueba.

En un comunicado, la asociación animalista censura que «no existe ningún informe o estudio que avale la necesidad de estos desplazamientos por el territorio».