La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade ha precisado que las restricciones en el transporte público no escolar son aplicables desde este jueves, ante la confusión que entre algunos usuarios suscitaron las nuevas medidas anunciadas el miércoles por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para 60 municipios.

En su comparecencia para informar de la situación en la que quedan estos ayuntamientos, el presidente de la Xunta avanzó la implantación de otras medidas que afectarán a toda Galicia, entre ellas la reducción del aforo en el transporte público no escolar, un máximo del 50% de los asientos en el urbano y en el transporte interurbano «con el 50%».

Algunos usuarios del transporte interurbano en A Coruña trasladaron a Europa Press su queja por la imposibilidad de subir a algunos de los buses que realizan la ruta en la comarca, al estar ya al 50% y tener que esperar por nuevas frecuencias.

En concreto, señalaron que por la mañana utilizaron el servicio con normalidad, sin que se les notificase ningún cambio, pero que al mediodía había ya en los buses cintas limitando el uso de asientos y que se les impidió subir en cumplimiento de las restricciones fijadas.

Estos usuarios aseguraron que se enteraron en el momento y que pensaban que las restricciones eran de aplicación a partir del viernes, día que inicialmente fijó la Xunta para las restricciones en 60 municipios y que, finalmente, entrarán en vigor en la medianoche del sábado.

MEDIDA RECOGIDA EN EL DOG

«El Diario Oficial de Galicia (DOG) recoge que las medidas que se implantan para toda Galicia, entre las que está recogido el transporte, entraban en vigor a las 00.00 horas del día 5», han señalado desde la Consellería en referencia al publicado en la jornada del miércoles.

Además, han señalado que las medidas a las que se refería el presidente de la Xunta que entraban en vigor inicialmente el viernes «eran las limitadas a los 60 ayuntamientos que tenían mayor incidencia del Covid». «Las medidas generales, para toda Galicia entraban en vigor hoy», han remarcado.