Dos nuevos positivos registrados en un centro de Dodro y en una escuela infantil municipal de Santiago han obligado a aplicar el protocolo ante la COVID-19.

El primer caso se refiere a un positivo detectado en uno de los escolares, por el que se ha cerrado la escuela unitaria del municipio y se puso en aislamiento a sus compañeros. El centro imparte 4º, 5º y 6º de infantil y cuenta con 15 niños matriculados.

Por otro lado, una niña dio positivo en la escuela municipal de infantil de Salgueiriños, sobre las 12 del mediodía de este martes. La situación afecta a unos 13 niños y seis educadoras que han sido contactos estrechos de la menor.