Los tres grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Ourense -PSOE, BNG y Ciudadanos- han presentado este lunes una moción conjunta en la que piden a la Xunta de Galicia que «garantice la gestión pública» del Centro de Atención a Personas Discapacitadas (CAPD) para mayores de 21 años de Ourense.

La moción, que se llevará a pleno el próximo lunes 4 de noviembre, es el «caballo de batalla» de las familias que integran la plataforma ProCAPD, a la que también se han sumado las centrales sindicales y los partidos con representación parlamentaria.

La segunda reivindicación que las formaciones políticas han recogido en la moción es su petición para que «se recorten al máximo» los plazos para la ejecución y puesta en funcionamiento del centro.

Por último, según ha explicado la concejala del PSOE Conchi García, los grupos de la oposición del ayuntamiento de Ourense también han demandado que «el número de trabajadores se ajuste al número de usuarios».

Los promotores de la moción han recordado que «tanto el PP como DO firmaron el manifiesto de creación de la plataforma ProCAPD en el año 2016» cuyo tercer punto demandaba que el centro fuese «público y de gestión pública, atendido por empleados públicos».

Sin embargo, la edil socialista Conchi García ha aludido a que «después de más de tres años», el PP «solamente» fue capaz de realizar «una licitación rápida con fines electoralistas para los réditos partidistas de Feijóo».

Los firmantes de la moción también han explicado que el pasado día 15 de octubre las familias acudieron a la comisión de discapacidad celebrada en Santiago en la que «la conselleira de Política Social, Fabiola García, siguió sin ser clara a la hora de determinar si la gestión del centro será pública».