El alcalde de Vigo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, ha atribuido el pago de las entregas a cuenta a Diputaciones y entidades locales a su gestión como presidente de la entidad municipalista, tras «dos entrevistas con la ministra y una charla con el presidente del Gobierno».

Así lo ha trasladado en una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Vigo, en la que ha contrapuesto esa gestión, hecha «con discreción y tranquilidad», con el «lío que montó Feijóo» al reclamar esos pagos.

Abel Caballero ha insistido en que el presidente la Xunta «montó lío» para «conseguir lo mismo que la FEMP consiguió desde el diálogo» y ha subrayado que, con «dos entrevistas con la ministra y una charla con el presidente del Gobierno», ha logrado el pago de esas entregas a cuenta.

El regidor olívico también ha informado de que el Ayuntamiento de Vigo recibirá 4,1 millones por esas entregas (que totalizan unos 826 millones de euros para Diputaciones y entidades locales), que se suman a la asignación que el Gobierno ya le hace a la ciudad.

«Yo ya sabía que esto iba a pasar», ha proclamado Caballero, quien ha vinculado las críticas de Feijóo a los problemas financieros del gobierno gallego, que tiene «unas pésimas finanzas». «Si no les hacen las entregas a cuenta, tienen un grave problema en la Xunta», ha añadido, y ha recordado que, por contra, el consistorio vigués está saneado y puede asumir «sin pestañear» esas decisiones.

Por otra parte, el alcalde ha confirmado que, en el próximo presupuesto municipal, se consignarán partidas por valor de 43 millones de euros destinadas a inversiones (un 43 por ciento más que en el actual ejercicio) y, entre los proyectos que ha destacado, están las humanizaciones de las calles Taboada Leal e Hispanidad, los accesos a la estación del AVE, la construcción de un centro social o la reforma de Porta do Sol.