El secretario general del PPdeG, Miguel Tellado, ha criticado este viernes la «doble vara de medir» del líder del PSdeG, Gonzalo Caballero, por pedir a los populares que respondiesen por la decisión –posteriormente rectificada– del alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome (Democracia Ourensana), de abandonar el sistema ‘VioGén’, un protocolo de protección de víctimas de violencia machista, mientras regidores socialistas «no se adhieren».

«Para nosotros la lucha contra la violencia de género es ineludible. Nada nos puede llevar lejos de este objetivo», ha sentenciado Tellado, quien ha celebrado que el regidor ourensano «rectificase de forma tan rápida y clara».

A renglón seguido, y después de que la oposición pusiese el foco en el pacto con los populares que facilitó la entrada de Jácome en la Alcaldía de Ourense, Tellado ha sugerido que Gonzalo Caballero podría seguir los pasos del regidor ourensano y «rectificar» o bien «retirar su apoyo a Lara Méndez por negarse a adherirse a este protocolo», al tiempo que le ha afeado el rechazo de la regidora lucense a sumarse a ‘VioGén’.

Así, ha incidido en la «doble vara de medir» del líder socialista, que «exige a los demás lo que su propio partido no es capaz de comprometer». «O habla sin saber o le exige a los demás lo que no hacen en su propio partido», ha esgrimido.

Preguntado acerca de si, en todo caso, considera que el paso inicial de Jácome puede restar votos a los populares, Tellado ha defendido que lo que trató de evidenciar el regidor ourensano es «un informe técnico que ponía sobre la mesa la limitación de medios».

En todo caso, ha insistido en que se alegra de que rectificase su postura inicial y ha manifestado su deseo de que no haya «más polémicas de las necesarias» sobre un asunto como la violencia machista.

Eso sí, no ha desaprovechado la ocasión de volver a cargar contra Caballero, un líder que, a su modo de ver, «tiene cada vez una fecha de caducidad más próxima». A renglón seguido, ha censurado sus «soflamas y frases hechas» del líder socialista y que diga «una cosa» mientras en su partido «se hace lo contrario», para concluir que «algo huele a perro mojado».