El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha defendido que su antecesor en el cargo y actual líder del Partido Popular en el ámbito estatal, Alberto Núñez Feijóo, cediese al Centro Oncolóxico de Galicia, una clínica de A Coruña, máquinas donadas por el fundador de Inditex, Amancio Ortega.

Cuestionado al respecto de la información que publica ‘eldiario.es’ en la rueda de prensa posterior al Consello, Rueda ha justificado esto «mientras no puedan ir a su lugar definitivo esos aparatos, que será en un hospital público».

«Creo que la gente que se está beneficiando de su funcionamiento agradece que se puedan estar usando ya», ha advertido, antes de añadir que, en su opinión, esto «tiene poca discusión».

Además, ha añadido que «cuando no se trata de pacientes derivados por el Sergas hay una compensación cuando se hace por vía privada», si bien ha precisado que «sería lo de menos».

Hasta que se acaben las obras y haya una ubicación definitiva para los aparatos, el presidente gallego ha valorado que «sería imperdonable para la gente que lo necesita y que es una cuestión de vida o muerte» que no se utilizasen.

PAGA UNA COMPENSACIÓN

En concreto, ‘eldiario.es’ publica que Feijóo cedió a esta entidad privada máquinas donadas por Amancio Ortega a la Xunta para el tratamiento del cáncer.

El Centro Oncolóxico trata a pacientes de cáncer procedentes tanto de la sanidad pública como de la privada y tiene un concierto con el Sergas, al que paga una compensación.