La portavoz socialista de la Diputación de Lugo, Pilar García Porto, ha pedido a la Xunta de Galicia que «deje de buscar excusas» y se siente a negociar el convenio colectivo de los bomberos del Consorcio Provincial de Lugo para la prestación del servicio contra incendios y salvamento, así como el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Supremo para conseguir fijar los puestos de trabajo.

En un comunicado, el ente provincial ha criticado que el Gobierno gallego «lleva mucho tiempo demorando la negociación sobre diversas cuestiones introducidas por los representantes de los bomberos en la propuesta de acuerdo del convenio».

«Y cuando por fin arrancó el proceso, dejó plantada a la mesa negociadora el pasado lunes», ha criticado García Porto, que ha asegurado que la Xunta no acudió a la cita convocada por los comités de empresa y con la Diputación. Una actitud que, a su juicio, «demuestra desconsideración y falta de respeto hacia la plantilla y hacia la institución provincial».

Así, Pilar García Porto ha indicado que el delegado territorial del Ejecutivo autonómico en Lugo, Javier Arias, «miente para tratar de excusarse» ya que el presidente provincial, José Tomé, que preside el Consorcio, «sí que propuso, por escrito, una reunión previa con la Administración autonómica para abordar la propuesta de los trabajadores».

«Reclamamos a la Xunta que no retrase más la negociación. Si tiene algún interés en dilatar el proceso, tendrá que explicar por qué», ha añadido la diputada, que ha mostrado la «total voluntad de acuerdo» de la Diputación.