Borja San Ramón (Ferrol, 1991) cumple un mes al frente de Podemos Galicia con el horizonte de las elecciones municipales en apenas cinco meses. A medio plazo, se marcó el objetivo de que la formación morada tenga presencia de nuevo en el Parlamento de Galicia, en donde llegó a tener la mayoría del grupo de la confluencia –En Marea–. Pero su primer examen electoral como líder de la formación morada serán las municipales, unos comicios en los que, por el momento, es también candidato en su ciudad natal –si bien hay conversaciones para una candidatura de confluencia y decidir su cabeza de lista–.

San Ramón asegura que hay «aprendizajes» de las elecciones locales de 2019, cuando en más de una veintena de municipios se enfrentaron ex socios de la extinta En Marea –la organización que nació con espíritu de partido instrumental y que acogió a la militancia de Podemos, Esquerda Unida y Anova–. «Soy consciente y creo que, más allá de casos concretos que no se puedan solucionar (una de las plazas enquistadas es A Coruña), mucha gente ha aprendido que presentar dos o tres candidaturas del mismo espacio político se demostró que fue un desastre», ha manifestado, en una entrevista concedida a Europa Press, en la que ha dicho que «las actitudes y la capacidad de trabajo son otras» ahora.

«Creo que mucha gente aprendió de eso», ha apostillado, antes de asegurar que él mismo está «comprobando», y le «transmiten», que se van a buscar candidaturas «amplias» en las diferentes localidades gallegas. En todo caso, ha recordado que en las grandes ciudades depende de las ejecutivas locales: «Ellos marcan la hoja de ruta».

En su reflexión, San Ramón, que se pone a disposición pero sitúa lejos el debate del candidato a la Xunta, ha identificado «el ciclo político anterior» con la idea de «buscar la mejor candidatura para la próxima papeleta». «Uno de los aprendizajes que podemos sacar de ese ciclo, más allá de buscar las mejores candidaturas, es que necesitamos un proyecto, continuidad y vocación de continuidad», ha aportado.

Por ello, ha fijado como «trabajo fundamental» desde su dirección política «salirse del carril corto y mirar más allá, y ser capaces de trabajar por un proyecto que sea capaz de consolidarse y no dependa de la coyuntura electoral concreta, más allá de si viene con viento de cola o no». «Ese es un objetivo que yo le transmito a todos los candidatos», a los que va a reunir en próximas semanas, confirmó en la entrevista con Europa Press.

Con respecto a las negociaciones para esas candidaturas amplias, Borja San Ramón ha advertido de que si «empiezas a negociar con líneas rojas, empiezas mal». «Obviamente, hay una serie de cuestiones que, cuando te sientas en una mesa y planteas un proyecto fraterno, pero la cuestión no son líneas rojas, sino potenciar la pluralidad y toda la capacidad que tienen nuestros espacios políticos, ha señalado.

Pedido que aclare cómo se traduce la afirmación de que «candidatos, programa y Podemos tienen que estar», Borja San Ramón ha manifestado que cuando el candidato a la alcaldía de Podemos «está en una lista conjunta, Podemos está ahí. «¿Qué quiero decir?, nuestra marca tiene que estar, pero nuestra marca puede estar de muchas maneras. Claro que hay ciertos requisitos que hay que cumplir. Podemos va a estar en el próximo ciclo electoral en Galicia, las ejecutivas locales de cada ayuntamiento van a plantear acuerdos y (ofrecemos) todo el entendimiento y flexibilidad del mundo para trabajar en las mejores candidaturas», ha agregado.

ALIANZAS CON EL PROYECTO DE DÍAZ

Preguntado sobre si considera que los acuerdos entre Podemos y Sumar deberían acelerarse, Borja San Ramón ha manifestado que se debe «a los tiempos electorales» que marcó la propia vicepresidenta segunda del Gobierno e impulsora del proceso de escucha, Yolanda Díaz. Además, se alinea con el discurso de la dirección de su formación política para enfatizar que «está siguiendo un discurso» de coherencia y «exigiendo cosas de sentido común».

«Podemos tiene que estar», ha enfatizado, para reiterar que le tiene «muchísima confianza» a las dirigentes de su organización política: «No me planteo que no vayan a llegar a un acuerdo más allá de las tensiones que se planean (en una negociación política». Así, ha augurado que se alcanzará un «acuerdo con las mejores opciones para conseguir las mejores candidaturas y que Yolanda Díaz sea la próxima presidenta del Gobierno y Ione Belarra e Irene Montero, vicepresidentas».

Sobre si sería conveniente un acuerdo antes de las autonómicas, ha vuelto a remitirse a las palabras de Díaz, que dijo que Sumar no se presentará a los comicios del 28 de mayo. «No puedo hacer más que respetarla, nuestra organización sí va a estar y va a apostar fuerte por hacer proyectos fuertes para las autonómicas (y locales)», ha asegurado.

Y preguntado sobre este hecho, ha manifestado que, en su «opinión personal», «no estar en unas elecciones es perder oportunidades de poder estar, de poder marcar (agenda política)», pero ha reiterado que él es «muy respetuoso» con los «tiempos» políticos. «Y si decidieron esos tiempos, es por algo», ha aseverado.

«YO ESTOY POR PABLO IGLESIAS»

En relación a referentes de su organización que ya no están en primera línea y sobre las declaraciones que habitualmente se pueden escuchar del que fue su fundador y primer dirigente, Pablo Iglesias; Borja San Ramón defiende que «está haciendo lo que hizo siempre, participar comunicativamente del día a día, hacer programas de actualidad política. Me parece más que bien que dé su opinión política», ha manifestado.

«Yo estoy en política por Pablo Iglesias», ha admitido, tras lo que también se refirió a Juan Carlos Monedero, que sigue formando parte de la organización política y apoyó a su rival en las primarias de Podemos Galicia, Gonzalo Busqué, y a quien mostró su respeto. «De los referentes que no están, ellos sabrán si quieren volver o no, por qué se fueron», ha expresado, para concluir que dar opinión «es lo más sano del mundo, lo compartas o no».

En cuanto a la polémica en torno a la secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez ‘Pam’, por sus declaraciones en las que ironizaba con la reducción de penas de los condenados por agresiones sexuales derivada de la Ley del solo sí es sí, Borja San Ramón salió en defensa de la dirigente gallega, asegurando que igual que ella que se «sacaron de contexto» y que, en todo caso, «pidió disculpas a quien se pudiese sentir ofendido».

«Vi muy preocupada a la secretaria xeral de Igualdade (Susana López Abella) sobre este tema, pero no tan preocupada por los centros de crisis de violencia de género 24 horas que tenían que estar ya los proyectos en marcha y no hay un solo papel sobre esto o que la conselleira (María Jesús Lorenanza) no haya ido a ninguna conferencia sectorial (va la secretaria xeral), ha expuesto. «A mí lo que me preocupa es esto, no declaraciones sacadas de contexto», ha zanjado.

El líder de la formación morada en Galicia también se ha pronunciado sobre otros asuntos, fijando la «sanidad» como una de las principales «preocupaciones» de los gallegos y en las que la «izquierda» tiene que conformar una alternativa. Sobre otra de las cuestiones en liza, ha pedido «planificación» y «racionalidad» para que «no haya un descontrol» en la instalación de parques eólicos en un contexto de defensa de las energías renovables.

———————

Contenido multimedia:

Audio: Mucha gente aprendió del «desastre» de 2019 y las «actidudes son otras»

Duración: 00:18

Url: https://audio.europapress.es/auth?v=733072&p=1&t=eyJuYW1laWQiOiI1MDgyIiwiZXhwIjoxNjc0NDcxNDc1LCJpc3MiOiJFbnZpb05vdGljaWFzIiwiYXVkIjoiYXVkaW8uZXVyb3BhcHJlc3MuZXMifQ.Lz6zBdo2RLkNY7A-a49es22aTCrq0uuMxO4PyWhHIQ0

———————