María Nogareda, exconcejala de Educación y que concurrió a las elecciones municipales por Alternativa dos Veciños, es la nueva alcaldesa de Sada (A Coruña) tras prosperar la moción de censura contra el hasta ahora alcalde, Benito Portela, de Sadamaioría.

Lo ha hecho por una moción de censura propiciada por los dos ediles elegidos en las últimas elecciones municipales por Alternativa dos Veciños -que conformaron el gobierno tripartito junto a Sadamaioría, con seis ediles, y BNG, con dos–, y que han sido expulsados; los cinco del PP –con expediente disciplinario– y los dos del PSOE, también expulsados de forma provisional.

Antes del inicio del pleno, con la presencia de unos 300 asistentes en la Casa de la Cultura, se han desplegado pancartas con el lema como ‘Fuera tránsfugas’, ‘No a la moción’ o ‘Sada no paga a traidores’ y se han escuchado gritos de «corruptos» o cánticos como «¿dónde están los cobardes?».

Ya a la llegada de los ediles que apoyaron la moción se han escuchado de nuevo reproches, entre ellos ‘sinvergüenzas’ y ‘fuera’ en una Casa de la Cultura con un dispositivo policial tanto en el interior como en el exterior del mismo.

Por el contrario, Benito Portela ha sido recibido con aplausos y coreando la palabra «alcalde». Algunas personas le han recriminado, mientras, actuaciones pendientes frente a los gritos de otros de «Nunca máis», lema que ha exhibido en su camiseta Xosé Fernando Fariña, de Sadamaioría.

Este, en su intervención, ha calificado de «frankestein» al nuevo gobierno local y de «golpistas» a los ediles que promovieron la moción, reproche que también hicieron los asistentes a María Nogareda como nueva alcaldesa, a la que tildaron de «corrupta».

«DESLEALES CON SADA»

El exalcalde, visiblemente emocionado y que recordó que también en enero de 2004 se hizo la moción de censura contra Abel López Soto, del BNG, ha expuesto que se trata de una decisión «en contra de la voluntad expresada en 2019» y calificó de «golpe antidemocrático» la moción por el hecho, sobre todo, de que la promueva quien estuvo en el gobierno local.

«Son desleales con la ciudadanía de Sada», ha dicho considerando que va «en contra» de los partidos con los que los ediles concurrieron a las urnas. También ha alertado de las consecuencias de un gobierno con ediles «no adscritos», sin descartar la adopción de las medidas legales «que procedan».

Además, ha rechazado la existencia de «motivos reales» para la moción, acusando a quienes la han promovido de «poner palos en las ruedas» en la gestión de gobierno, de la que ha reivindicado medidas como las vinculadas a la recuperación del Pazo de Meirás.

En su intervención, ha confirmado también que harán una oposición «exigente, pero constructiva» y ha avanzado su intención de concurrir a las primarias de Sadamaioría como candidato para las próximas elecciones municipales tras ver en la moción un intento de eliminarle «políticamente».

REPROCHES DE «VENDIDA» A LA ALCALDESA

María Nogareda ha decidido no intervenir, en el pleno, ante los gritos que se escuchaban hacia su persona de «vendida». Por su parte, no se ha llegado a escuchar a la portavoz del grupo municipal del PP Soraya Salorio y de María Pardo — que concurrió por el PSOE– ante los reproches por parte del público.

Desde el BNG, Laura Rodríguez, se ha mostrado confiada en que las próximas elecciones se penalice la «deslealtad» de una «alianza bajo cuerda de tránsfugas y de partidos tan diferentes». «Se dieron argumentos débiles y génericos», ha manifestado después de que los promotores de la moción la justificasen por «incumplimiento» de acuerdos.

Al debate de la moción, han asistido representantes de la Marea Atlántica, como su candidato a la Alcaldía en A Coruña, Xan Xove; el exalcalde de Ferrol, Jorge Suárez; el exalcalde de Santiago, Martiño Noriega; el alcalde de Oleiros y fundador de Alternativa dos Veciños, Ángel García Seoane, que también exhibió un cartel en contra de la moción y abucheó a los promotores de la misma, y el exvicepresidente de la Xunta y exportavoz nacional del BNG, Anxo Quintana.