El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha criticado que lleve «casi 60 días» pidiendo una reunión con el titular del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, pero ha asegurado que lo «disculpará» si ese encuentro es «productivo».

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consello, Rueda ha lamentado que se tuviese que enterar a través de una entrevista al delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, que el mandatario estatal prevé recibirlo a lo largo del mes de julio.

«No me parecen formas», ha espetado el presidente gallego, aunque ha insistido en que lo «disculpará absolutamente» si sale del encuentro con «buenas noticias». «Si es que soy recibido», ha apostillado a continuación.

Durante la misma entrevista, el delegado del Gobierno también dijo que esperaba que Rueda llevase a ese encuentro con Sánchez «temas serios», dado que –a su juicio– en la reunión a principios de junio con la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, «no hubo ningún tipo de reclamación más allá de cuatro proyectos que ya están incluidos en los planes estratégicos» de los fondos europeos.

Sobre estas palabras de Miñones, Rueda ha dicho que le «sorprende muchísimo» porque él también «estuvo» en el encuentro con Calviño y «sabe el compromiso que nos pidió la vicepresidenta, de seguir siendo proactivos» en la detección de proyectos estratégicos.