La conselleira de Emprego e Igualdade, María Jesús Lorenzana, ha defendido que los 5,2 millones que ha recibido la empresa de integración laboral Ilunion están «justificadas» y «revisadas», al tiempo que ha negado que exista precaridad laboral en los centros de Galicia porque así lo atestiguan las 57 inspecciones de trabajo realizadas.

La responsable del Ejecutivo autonómico ha respondido así a la pregunta presentada por la diputada del BNG María do Carme Iglesias durante el pleno ordinario que ha concluido este miércoles en la Cámara gallega.

La diputada nacionalista ha asegurado que la representación sindical en los centros de Ilunion advierte de las «precarias» condiciones laborales de los trabajadores, que cuentan con algún tipo de discapacidad y entre los que existen «numerosas bajas» debido al «alto ritmo de trabajo».

«La precaridad no es integración», ha aseverado la parlamentaria frentista, que ha afirmado que «muchas» personas no superan el período de prueba porque los puestos «no están adaptados» o las características no son acordes para que las desempeñen personas con un grado de discapacidad reconocido.

En su respuesta, Lorenzana ha cifrado en 5,2 millones de euros las subvenciones de la Xunta a Ilunion, ayudas que están «revisadas» y que sirven para sufragar parte de los salarios de los trabajadores.

En este sentido, ha aseverado que existe «un control extraordinario» sobre el destino de estos fondos públicos y ha defendido que las 57 inspecciones laborales en los centros de Ilunion no han detectado problemas.