La conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, ha urgido al Gobierno a responder sobre las tres alternativas de tráfico propuestas por la Xunta para el tramo afectado por el derrumbe en el viaducto de Castro –Vega de Valcarce (León)–, en la A-6.

«Es inexplicable que la Xunta tarde menos en trazar tres altenartivas que el Gobierno en decidir sobre ellas», ha espetado la conselleira este miércoles, víspera de la reunión entre los gobiernos central y autonómico para estudiar alternativas de movilidad en la zona afectada por la caída de dos vanos del viaducto que conecta las provincias de León y Lugo.

La conselleira ha respondido de esta forma a una pregunta presentada por el diputado del PP José Balseiro durante el pleno del Parlamento gallego, donde ha manifestado que el Gobierno debe ofrecer «soluciones» este jueves a la situación generada en la A-6.

Sobre la mesa estarán las tres propuestas elaboradas por la Xunta: la construcción de un ramal que conecte la N-VI y la A-6 con un coste de 1,46 millones de euros, la creación de una variante en Pedrafita para transportes especiales (150.000 euros) y, por último, habilitar en doble sentido de circulación el ramal de salida de la A-6 en sentido Galicia, de modo que los vehículos se pueden reincorporar a la autovía antes de los túneles de Pedrafita.

«A ver si mañana ofrecen soluciones», ha aseverado Vázquez, que también ha respondido, a solicitud del grupo que sustenta al Gobierno autonómico, sobre la sentencia que exime a la Administración autonómica del pago de los peajes en sombra de Rande y A Barcala en la AP-9.

La responsable de Mobilidade ha manifestado su satisfacción por un fallo judicial que supone «un gran alivio para las arcas públicas» al «ahorrar 400 millones a los gallegos de aquí al final de la concesión».

Asimismo, Vázquez también ha tenido que ofrecer explicaciones sobre la postura crítica de la Xunta con el mapa de transportes elaborado desde el Ejecutivo central, un posicionamiento que ha sido calificado por la diputada socialistas Patricia Otero como «una nueva confrontación» con el Gobierno a través del uso «torticero» del documento.

«No me pida que apoye un plan de transportes que incluso rechazan miembros de su partido», ha respondido la conselleira, en alusión a la postura del PSOE de Betanzos (A Coruña).