La portavoz del BNG en Europa, Ana Miranda, ha presentado una pregunta –a través de la coalición de la que forma parte– dirigida a la Comisión Europea en la que pide información sobre los pasos dados por las instituciones comunitarias para cumplir la resolución aprobada en la Eurocámara para evitar otro vertido como el que inundó las costas gallegas en otoño de 2002.

Esta pregunta se ha registrado en el año en que se cumplen 20 de la catástrofe del ‘Prestige’. «Veinte años después de que una marea negra inundara las costas gallegas y de que el PP hablara de ‘hilillos de plastilina’, tenemos que preguntar si ya se tomaron las decisiones imprescindibles para que este desastre no se vuelva a producir», plantea Miranda.

La representante nacionalista recuerda una resolución de la Eurocámara promovida por el eurodiputado Camilo Nogueira, en la que le pedía a los estados miembro que garantizasen «una aplicación rápida y adecuada» de los paquetes Erika de legislación sobre seguridad marítima, que precisamente lleva este nombre por el hundimiento del petrolero Erika en diciembre de 1999 a 40 millas de la costa bretona francesa.

El documento aprobado de aquella consideraba que la Unión Europea «debería revisar el régimen de responsabilidad de todos los responsables del sector marítimo en caso de accidente», en particular, en lo que se refiere a su responsabilidad económica, con el objetivo de conseguir una indemnización total.

Según la portavoz del Bloque en Europa, la decisión del Tribunal de Justicia de la UE puede «significar un espaldarazo a la reclamación de 855 millones realizada por el Estado español a la aseguradora del Prestige'».

«Esa indemnización debería repercutir directamente en las zonas más afectadas por los vertidos para revitalizar la economía y ayudar a asentar la población», ha subrayado Miranda, para quien resulta «imperdonable» que el «PP rebajase los objetivos iniciales de la investigación impulsada en la Eurocámara» sobre el Prestige, al «rechazar analizar las causas del suceso».

En el marco de este vigésimo aniversario, el BNG organizará en la Eurocámara una jornada de trabajo para analizar la situación actual de la seguridad marítima que tendrá lugar en el mes de noviembre.

«Como nación con 1.500 kilómetros de costa y altamente dependiente de la pesca, tenemos que saber qué medidas se tomaron en estos 20 años para no tener otra marea negra nunca más», ha manifestado Ana Miranda.