La Xunta ha defendido las acciones de concienciación y formación que articula en distintos ámbitos la Administración autonómica para hacer frente a los discursos de odio contra el colectivo LGTBI.

La secretaria xeral de Igualdade, Susana López Abella, ha respondido este miércoles a una pregunta presentada por la diputada del BNG Iria Carreira durante la Comisión 1ª, Institucional, de Administración Xeral, Xustiza e Interior.

La parlamentaria nacionalista ha advertido del «incremento» de las agresiones hacia personas del colectivo LGTBI, como las pintadas en Pontevedra, episodios violentos en Vigo, Ourense o Santiago o la muerte de Samuel Diz hace un año en A Coruña.

La diputada ha echado en falta mayor compromiso de la Xunta con el colectivo y ha pedido que el observatorio creado tenga un funcionamiento real, ya que, según Carreira, en la actualidad carece de actividad. «No parece un órgano hecho para actuar, sino sólo para que exista», ha apostillado.

Ante esto, la responsable del Gobierno gallego ha incidido en que, desde la perspectiva de la «tolerancia cero» con este tipo de comportamientos, la Xunta realiza un trabajo «trasversal» para tratar de eliminar de la sociedad los discursos de odio a través de la formación y la concienciación.

Estas acciones, ha continuado López Abella, se realizan de la mano de distintas entidades y colectivos con las que la Xunta suscribe convenios anuales para el desarrollo de tareas formativas.

Como ejemplo de estas actividades, la responsable de Igualdade ha señalado el curso para empleados públicos que organiza la EGAP, donde se imparte formación orientada a fomentar la «no discriminación» y a conocer los conceptos de sexo, género y orientación sexual.