El vicepresidente de la Diputación de Pontevedra, Cesar Mosquera, ha dado cuenta de los asuntos abordados en la Xunta de Goberno Provincial celebrada este viernes, en la que se han aprobado nuevos recursos para los municipios de la provincia de la mano del Plan Concellos que irán destinados a actuaciones de iluminación, mejoras en carreteras y caminos o acondicionamiento de locales.

En total son nueve aportaciones que suman 1.489.515 euros y con las que Vilanova, Vilagarcía, Poio, Moaña, Redondela, Tomiño, O Rosal y Cangas (a donde que llegarán dos subvenciones) podrán realizar estas intervenciones.

En concreto, Para Vilagarcía de Arousa fue aprobada una aportación de 130.680 euros para sustituir las luminarias del campo de fútbol de A Lomba por unas nuevas tipo LED, que aumentarán el nivel de iluminación al tiempo que reducen el consumo eléctrico.

También se dio luz verde a una aportación de 69.000 euros para Vilanova de Arousa, con los que se acondicionará la planta bajo cubierta del centro de formación del Pazo de Vista Real, aumentando la superficie disponible al crear dos aulas grandes y una pequeña con las que se ampliará la oferta de cursos y actividades.

Para Poio, se aprobó una subvención de 154.500 euros para que el ayuntamiento acondicione un local tiene en A Reiboa (A Seca), y que actualmente se destina a talleres profesionales, para convertirlo en un espacio de coworking en el que se realizarán actividades orientadas a la potenciación de la generación de empleo, riqueza y bienestar social.

Los fondos provinciales también llegarán a Cangas do Morrazo con dos aportaciones que suman 148.095 euros con las que se realizará una adecuación funcional de tres viviendas para su puesta en funcionamiento con uso de vivienda de carácter social (72.170 euros) y se dará saneamiento a las viviendas ubicadas en la Baixada a Francón (75.925 euros).

Moaña, con una aportación de 137.820 euros, asfaltará a Travesía Plaza A Feria – Colegio Abelendo, el camino Ameixada – O Casal y la calle Daniel Castelao. Para Redondela se aprobó una aportación de 546.540 euros, con los que ejecutará un aparcamiento disuasorio en Vilavella.

La Xunta de Gobierno también aprobó recursos para O Rosal y Tomiño. El primero de estos ayuntamientos contará con 168.580 euros con los que se renovarán las calles del entorno de O Calvario (como la rúa Nova do Couso, la calle Manuel Suárez Marquier o la rúa Cabasqueiros) que presentan deficiencias en la pavimentación y señalización y no cumplen con los estándares de accesibilidad y seguridad para las personas que caminan.

Por su parte, Tomiño ampliará y mejorará la carretera de Barrantes desde el Camiño Novo hasta el cruce de San Miguel con la ampliación de la plataforma de la carretera y actuaciones en algunas curvas para aumentar la seguridad vial con una aportación de 134.300 euros.