La portavoz del BNG, Ana Pontón, ha afirmado, en la sesión de control del Parlamento, que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, preside «un Gobierno separatista» que «separa hijos de padres, nietos de abuelos y jóvenes de amigos», en referencia a la situación que, ha denunciado, provocó que «miles de jóvenes cogiesen las maletas» desde que el dirigente popular tomó las riendas del Ejecutivo autonómico en 2009.

La afirmación ha sido recibida con jocosidad en las filas populares y también por el propio presidente gallego, quien ha replicado que es «la primera vez en 40 años» que el Bloque le dice al PP que es «un partido separatista». Y ha remarcado que Pontón «ya está en la historia como la lideresa» que es capaz de «negar lo que son» los nacionalistas gallegos e «imputárselo a los demás».

Así las cosas, Feijóo ha esgrimido que, «como mínimo», la afirmación de Pontón supone un motivo para dibujar «una sonrisa de feliz Navidad y feliz año 2022».

Enfrente, Pontón ha insistido que la Xunta es «un Gobierno separatista» y ha responsabilizado al presidente gallego de la emigración de «200.000 jóvenes en una Galicia con una crisis demográfica brutal».

Y tras la felicitación navideña del presidente, ha censurado que, mientras este hace «odas a la natalidad», la Comunidad tiene «la tasa de nacimientos más baja en 60 años» porque la población joven ha emigrado y «los bebés nacen en Barcelona, Berlín o Londres».

Pontón también ha instado, en el marco de la nueva ola de la pandemia, a reforzar la Atención Primaria y el rastreo en vez de poner el foco en la ciudadanía, y tras censurar la referencia a la «Galicia brumosa» de la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, en la inauguración del AVE, ha reivindicado que los nacionalistas se quedan «con la Galicia libre y abierta» en la que los jóvenes puedan contar «con oportunidades».

NUEVO PLAN ESTRATÉGICO PARA LA JUVENTUD

Feijóo le ha acusado de «falsear» los datos y ha afeado a Pontón la emigración juvenil en la etapa del bipartito. «Un parlamentario debe decir la verdad, mucho más en esta Cámara. La mentira no debería formar parte de la sesión de control», ha dicho, una afirmación que también ha sido recibida con gestos de estupefacción y risas en las bancadas de la oposición.

«Comprendo que a ustedes les dé igual la verdad o la mentira, es uno de los problemas de la política actual», ha continuado, antes de defender que, frente a la «ideología sin ninguna propuesta» del programa electoral del BNG, su Ejecutivo ha dado y dará pasos para ayudar a los jóvenes en materia de educación y empleo.

«En las próximas semanas activamos la oficina virtual de orientación y asesoramiento juvenil para educación, empleo y vivienda. Llevamos más de 15.000 ayudas de vivienda a los jóvenes en los últimos años, vamos a crear una plataforma de educación no formal que centralice todos los cursos y talleres de la juventud; y volveremos en 2022 a hacer un nuevo plan estratégico para la juventud hasta el año 2027», ha avanzado.

«Educación pública no ideologizada es el primer compromiso, con más tecnología, con más idiomas, con las tasas universitarias más baratas de España y con el mayor incremento de plazas de FP del país», ha zanjado el mandatario gallego.