Decenas de empleados públicos, miembros de su equipo de Facenda, cargos intermedios de la Xunta y todo el Gobierno autonómico, con el presidente, Alberto Núñez Feijóo, al frente, se han reunido a la entrada de las dependencias administrativas de San Caetano para rendir homenaje en un sentido minuto de silencio al responsable gallego de las cuentas públicas, Valeriano Martínez, fallecido de forma repentina este miércoles.

El largo minuto de silencio, que se prolongó durante casi cinco, y en el que también estuvo presente el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, concluyó con un aplauso.

Las caras de los miembros del Gobierno y de un Feijóo, amigo personal de Martínez, a quien conoce desde hace más de 30 años, reflejaban la tristeza y consternación por el fallecimiento del conselleiro a causa de una parada cardiorrespiratoria mientras trabajaba en la Xunta.

Este jueves han continuado las condolencias. Así, la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, arrancaba con unas palabras de pésame la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que se ha reunido de forma extraordinaria para aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el año próximo.

También el líder del PSdeG, Gonzalo Caballero, aprovechaba un acto en Vigo para reiterar sus condolencias por el fallecimiento de este «servidor de lo público, un trabajador que, desde su opción política, intentaba hacer las cosas lo mejor posible para Galicia».

DESPEDIDA EN BUEU

Además de familiares y allegados, en las últimas horas han pasado, por el tanatorio de Bueu, para trasladar su pésame, miembros del Ejecutivo autonómico, con el propio Feijóo al frente, así como representantes del PSdeG –como Gonzalo Caballero– y del BNG, entre ellos los diputados Noa Presas y Luís Bará.

La despedida de Valeriano Martínez, de 60 años, casado y con un hijo, con una trayectoria profesional siempre ligada a la Administración autonómica, se oficiará con un funeral que acogerá este viernes a las 18,00 horas la Iglesia de San Martiño de Bueu (Pontevedra).

Martínez, natural de Aldán, en Cangas, residía en la localidad pontevedresa de Bueu. A su despedida acudirán, previsiblemente, numerosas autoridades gallegas, como el propio presidente de la Xunta.