Los ecos de los cuatro años de gobierno bipartito en la Xunta entre PSdeG y BNG han vuelto a resonar en el hemiciclo del Parlamento de Galicia durante una sesión de control en la que el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, ha defendido tanto el modelo eólico impulsado desde su llegada a San Caetano como las políticas en materia medioambiental.

Y es que esos han sido los temas elegidos por los portavoces de la oposición, la nacionalista Ana Pontón y el socialista Gonzalo Caballero, para su careo con el mandatario autonómico, al que han acusado de ejercer de «delegado» de las compañías eléctricas en Galicia «cambiando las leyes» para favorecerlas «desde el DOG» y de continuar instalado en el «negacionismo» del cambio climático a través de «políticas tóxicas» para el medio ambiente.

Medio ambiente y energía eólica fueron los temas que centraron el debate entre Pontón, Caballero y un Feijóo que acusó al BNG de permanecer instalado en un «nacionalismo rancio» de «oponerse a todos los proyectos» pensados para Galicia y a los socialistas de estar «obsesionados» con ligar «sus siglas» con «lo verde», lo que le llevó a sentenciar que las leyes del PSOE en materia medioambiental «no llevan a España a ser más verde, sino más pobre».

Todo ello en una sesión de control en la que el presidente y los líderes de la oposición han tenido un recuerdo para Isaura Abelairas, la diputada socialista fallecida el pasado viernes, cuyo grupo ha dedicado un ramo de rosas rojas colocado en el escaño situado justo detrás del de Caballero.