El BNG ha reclamado «el desconfinamiento» de la atención primaria en Galicia con el regreso a la presencialidad de las citas «al 100 por 100» puesto que, según ha explicitado la líder nacionalista, Ana Pontón, recibir atención médica en el primer nivel asitencial se ha convertido «en una odisea» para los gallegos.

Pontón ha hecho estas declaraciones a las puertas del centro de salud de Galeras, en Santiago de Compostela, donde, acompañada por las diputadas Montse Prado e Iria Carreira, ha acusado a la Xunta de «usar» la pandemia para dar «una nueva vuelta de tuerca» a la sanidad pública en Galicia.

«Este retroceso en atención primaria es la guinda a la demolición del sistema sanitario público, que parece la obsesión del señor (Alberto Núñez) Feijóo», ha aseverado la portavoz nacional del Bloque, que ha puesto el acento en que el primer nivel asistencial del Sergas es víctima «de un acoso y derribo en los últimos años por parte del PP».

La líder de la formación frentista se ha preguntado «en qué momento» el presidente autonómico «decidió que era normal» que la ciudadanía «tenga que esperar dos semanas para acudir a una cita con el médico de atención primaria» o que «en vez de atenderte tu médico tengas un contestador automático» al que dirigirse.

En este sentido, ha alertado que este sistema de acceso a las citas en atención primaria está derivando en la «exclusión» de ciertos sectores de la población, como las personas mayores, y que, en general, «lo que hace es empeorar la salud pública» en Galicia.

«Tenemos muy claro que el objetivo es 100 por 100 de presencialidad. Todo el personal sanitario está vacunado y no hay excusa para usar esta pandemia para dar una vuelta de tuerca más a la hora de demoler la sanidad pública», ha incidido.

PERSONAL «EXHAUSTO»

Además, Pontón también ha hecho hincapié en que el personal de los centros de salud está «exhausto» después de más de un año de pandemia y de «meses reclamando más medios, recursos y atención» que, dice, no está encontrando respuesta por parte de la Administración autonómica.

Así las cosas, ha advertido de que existe «un colapso» de la atención primaria en Galicia «que es el resultado deliberado de las políticas del PP» tras doce años de Feijóo en San Caetano, que se traducen, según Pontón, en que la Comunidad gallega invierte «45 millones de euros menos» en atención primaria que en 2009.

«Todo esto en un momento en el que el aprendizaje que nos deja el covid es que el mejor trabajo para estar preparado ante una pandemia es precisamente tener una atención sanitaria pública fortalecida», ha remarcado.

PLAN DE 200 MILLONES

Para afrontar este asunto, el BNG propone, además de retornar a la presencialidad plena en las citas de los centros de salud, la articulación de un plan de refuerzo de la atención primaria dotado con un presupuesto de 200 millones de euros que sirvan para «fortalecer la base del sistema santiario».

Además, Pontón ha demandado la convocatoria de las 6.000 plazas vacantes que existen en el Servizo Galego de Saúde, ya que su cobertura permitiría «robustecer un sistema sanitario público que lleva años de recortes» y que, ahora, también hace frente a la «fatiga pandémica» que deja más de un año de la crisis del covid-19.