El Partido Popular de Galicia presentará mociones en todos los municipios y en las cuatro diputaciones gallegas para pedir al resto de fuerzas que se sumen a su petición para que el Gobierno del Estado baje los peajes de la autopista AP-9.

Así lo ha avanzado en un comunicado remitido a los medios el diputado autonómico Diego Calvo, quien ha explicado que en la moción exigirán que todos los gobiernos locales y provinciales se sumen a la demanda que los populares ya trasladaron al Ejecutivo central para que ponga en marcha un sistema de bonificaciones dirigido a los usuarios de la AP-9.

El texto también recoge la reclamación para dejar sin efecto las nuevas subidas extraordinarias previstas para financiar las obras de ampliación de la autopista y exige la convocatoria de la comisión conjunta de la AP-9 para abordar con la Xunta el modelo de bonificaciones. Además, pide avanzar en la transferencia a Galicia de la titularidad de la autopista con todos los recursos necesarios para acometer las obras pendientes y para su adecuada gestión.

Los populares recuerdan que la autopista AP-9 es una infraestructura «básica y vital», de «dinamización económica y social de la comunidad autónoma. «Hablamos de un eje vertebrador que recorre la geografía gallega de norte a sur, en su franja atlántica, en la que se concentra alrededor del 60 por ciento de la población, y que conecta cinco de las grandes ciudades gallegas», ha señalado Diego Calvo.

En este sentido, ha recordado que el Gobierno anunció, a finales del pasado año y coincidiendo con la presentación de los presupuestos generales del Estado de 2021, una serie de actuaciones sobre los peajes que no se están aplicando en esta autopista: como la bonificación de las tarifas y la invalidación de las subidas extraordinarias anuales.

«No solo no cumplió ninguno de sus compromisos sino que permitió a la empresa concesionaria aumentar las tarifas, desoyendo el dictamen del Consello Consultivo de Galicia que considera este incremento extraordinario nulo de pleno derecho», ha dicho Diego Calvo, que considera que esta subida redunda en el «agravio comparativo» del que son objeto los gallegos con respecto al resto de las autopistas.

De este modo, esta reclamación del PP se suma a la hecha por la Xunta de Galicia, que trasladó al Ministerio de Transportes su propuesta de bonificaciones de los peajes, para que los 50 millones previstos en los presupuestos se traduzcan en beneficios para los gallegos.

«Lo que buscamos es una mayor rentabilidad social en la aplicación de las bonificaciones, eliminar el impacto que produce la subida en los bolsillos e las familias y la disminución que genera en la competitividad de las empresas y del territorio», ha asegurado calvo.