El BNG propone que los 24 ediles que apoyaron el pasado viernes una iniciativa plenaria que exigía la dimisión de Gonzalo Pérez Jácome como alcalde de Ourense presenten una moción de censura para «desalojar» al regidor del cargo y devolver a la ciudad «a la casilla de salida» para que gobierne «la lista más votada»: la del Partido Socialista de Rafael Rodríguez Villarino.

Así lo han expuesto la portavoz nacional de la formación frentista, Ana Pontón, y el portavoz municipal, Luis Seara, este miércoles en declaraciones a los medios en Ourense, donde han responsabilizado al líder del PPdeG y presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de la situación de «parálisis» en la que, dicen, está sumida la ciudad «no desde los últimos dos años» sino desde el inicio del mandato del popular Jesús Vázquez en 2016 con un gobierno municipal que no logró sacar adelante ningún presupuesto.

Para Pontón, el PP tiene que «favorecer» que Jácome «sea desalojado» de la alcaldía pero «como parte del problema, no puede ser parte de la solución», en alusión al gobierno que releve al actual y que, para los nacionalistas, debe recaer en los socialistas por haber sido primera fuerza en las elecciones municipales de mayo de 2019.

«Cualquier solución, incluso un gobierno en minoría, sería infinitamente mejor que la de un gobierno en descomposición», ha apuntado Seara, que considera primordial el objetivo de que Jácome abandone la Alcaldía para «volver a la casilla de salida y que gobierne quien tendría que haber gobernado si no se hubiese hecho un pacto vergonzoso entre PP y Democracia Ourensana, que es el Partido Socialista».

En la misma línea se ha expresado Ana Pontón, que ha puesto el acento en que para «efectivizar la dimisión de Jácome» basta con que los 24 concejales que el pasado viernes apoyaron una iniciativa para pedir su marcha presenten una moción de censura.

«Es lo único que va a permitir desbloquear la situación», ha manifestado la líder frentista, que cree que «lo lógico» sería convocar unas elecciones municipales en la ciudad, algo no permitido por la ley electoral y que, a su juicio, debería «hacer reflexionar sobre los límites» del marco normativo.

«FEIJÓO NO PUEDE ELUDIR RESPONSABILIDES»

Según la portavoz nacional del Bloque, «está en manos» de Núñez Feijóo esta «solución», la «única viable» para «desbloquear la situación» en la que está sumida la tercera ciudad de Galicia, cuyos vecinos «necesitan un gobierno» en un contexto como el actual, marcado por la pandemia de coronavirus.

«Quien paga la incompetencia y los pactos oscuros del PP son los vecinos de Ourense», ha incidido Pontón, que ha insistido en la necesidad de «hacer algo» para poner fin a «una situación excepcional» con un gobierno local que cuenta en estos momentos con solo dos apoyos en el pleno y que es consecuencia del hecho de que los populares «antepusiesen los intereses partidistas» para «perpetuar a Baltar y el caciquismo en la diputación y la ciudad de Ourense».

De hecho, el grupo municipal del Bloque en Ourense ha remitido una carta a los portavoces de la corporación local para invitarlos a participar en una reunión convocada este jueves en la sede del Liceo de cara a explorar una salida a la situación que atraviesa el ayuntamiento.