El candidato de Galicia En Común-Anova Mareas a la Presidencia de la Xunta, Antón Gómez-Reino, considera que la recuperación del Pazo de Meirás, a través del juicio que arranca este lunes en la Audiencia Provincial de A Coruña, sería «el primer paso para la normalización democrática». «Llega tarde, pero tiene que llegar inmediatamente», reclamó.

En declaraciones a los medios, Gómez-Reino exigió la devolución de todas las propiedades que, dijo, «en los años de expolio fueron robadas por la familia Franco». Entre ellas, mencionó la Casa Cornide, en A Coruña, y resaltó que todas deberían ser «para uso y disfrute de los gallegos». Confía en que el juicio sea «el primer paso» para conseguirlo.

El candidato de Galicia En Común-Anova Mareas agradeció la labor de distintas asociaciones por la memoria histórica en la lucha por la recuperación del Pazo de Meirás y otras propiedades y prometió que, si gana las elecciones, su Gobierno será «el de la memoria democrática».

Un censo de personas represaliadas y «restituir» el callejero de «vestigios de un tiempo oscuro de nuestra historia» serán las acciones que se compromete a desarrollar si Galicia en Común entra en el Gobierno de la Xunta tras las elecciones del 12 de julio, para «situar a Galicia en el siglo XXI en lo que tiene que ver con memoria democrática».