La número 1 del BNG por la provincia de Lugo, Olalla Rodil, ha reivindicado el transporte urbano, el uso de la bicicleta y la humanización del centro de las ciudades como parte de los ejes fundamentales de la formación de cara a los próximos comicios autonómicos.

«Hace años que se abrió el debate en avanzar a ciudades más humanas» pensadas en un modelo «urbano que centre todas las políticas públicas en las personas». Rodil también afirmó que en los gobiernos en los que está el BNG «se apuesta por el modelo de ciudad del futuro», como es el caso de Pontevedra, Lugo o Carballo.

El teniente de alcalde y responsable del área de movilidad del Ayuntamiento de Lugo, Rubén Arroxo, ha insistido en que las urbes deben empezar a estudiar alternativas para que el coche no sea «el eje del centro de las ciudades» y ha destacado la «vida» que ganan cuando estas se «peatonalizan y humanizan».

Es por ello que uno de los ejes del programa electoral es «la agenda urbana gallega 2030» que va en consonancia, según Rodil, «con los objetivos de desarrollo sostenible que marcaron las Naciones Unidas».

El modelo que proponen los nacionalistas está «pensado desde Galicia y para Galicia» para estar «a la vanguardia de la lucha contra la crisis climática», aseveró Rodil, realizando una «apuesta decidida por ciudades pensadas para las personas» y en una movilidad «sostenible y respetuosa con el medio ambiente» y también con el «patrimonio».

«El 12 de julio tenemos la oportunidad de abrir un tiempo nuevo», afirmó con rotundidad Olalla Rodil, urgiendo a trabajar par a «situar a Galicia en el horizonte del año 2030».