El presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, junto a la alcaldesa de Betanzos, María Barral, ha supervisado este viernes las obras de rehabilitación del parque enciclopédico del Pasatiempo, donde han coincidido en solicitar a la Xunta «una mayor implicación» en la recuperación de este espacio.

La inversión conjunta entre Diputación y Ayuntamiento, recuerda la institución provincial en un comunicado, es de 525.000 euros, «pero no cuentan con la colaboración de la Administración autonómica».

Formoso, por su parte, ha reclamado al Gobierno gallego «un poco de dignidad con este elemento tan singular en la provincia». «No puede ser que quien tiene las competencias en recuperación del patrimonio histórico, quien tiene los fondos presupuestarios, no aparezca por aquí y deje de lado a los betanceiros», ha afeado el presidente de la Diputación.

María Barral ha señalado que, sumando las diferentes aportaciones de las instituciones implicadas, el Pasatiempo va a recibir un millón y medio de euros con el que se abordarán «otras fases importantes y urgentes, pero no es suficiente». «Con eso llegaríamos en torno al 60», ha puntualizado la regidora, que ha recordado además que en febrero de 2019 el presidente de la Xunta «anunció un compromiso ineludible, que hasta ahora fue cero».

TRABAJOS DE RECUPERACIÓN

Los primeros trabajos, en fase de ejecución, permitirán recuperar los casi 700 metros cuadrados de la zona del estanque del Retiro, «seriamente dañada tras un derrumbamiento hace dos años».

A este respecto, Formoso ha confirmado que la Diputación aportará más fondos «para seguir colaborando con la recuperación de este elemento» del que, ha destacado, «la provincia está muy orgullosa».

Por su parte, la alcaldesa del municipio ha señalado que «el cambio ya es visible y palpable» y ha informado de que «hace meses se confirmó otra ayuda por parte del Gobierno de Estado para entrar en esos fondos europeos del plan nacional xacobeo 21-23».

Detallan que las obras permitirán la recuperación de los elementos más deteriorados del parque debido a su antigüedad y al efecto del agua: el Estanque del Retiro y su templete, «uno de los espacios más representativos del Pasatiempo».

La zona necesita de «una actuación urgente para evitar su destrucción», según ha explicado el arquitecto Xan Casabella, que ha apuntado que incluirá la recuperación de todos los elementos escultóricos, pictóricos y arquitectónicos de este área. Los trabajos se acometerán a lo largo de año y medio, ya que se trata de un trabajo que «tiene mucha complejidad, muy artesano».

El estanque del Retiro cuenta con casi 700 metros cuadrados y está excavado a 5 metros de profundidad. En su centro se ubica un templete de inspiración oriental, que cuenta con una ornamentación única en la que destacan elementos tan eclécticos y representativos como la Torre de Hércules, imágenes de indios remando y mujeres vaciando sus cántaros.

Además de evitar la pérdida de los elementos, las obras pretenden recuperar este espacio y garantizar su seguridad para que pueda ser visitable.