La comunidad gallega ha destacado en el Museo del Prado de Madrid la candidatura de la Ribeira Sacra a Patrimonio Mundial, ante embajadores del propio Comité de la Unesco del que forman parte 21 países

El conselleiro de Cultura, Educación e Universidade, Román Rodríguez, acudió al acto este martes, en el que estos representantes han podido conocer el trabajo técnico realidad y de puesta en valor de la conservación de este enclave paisajístico y cultural.

«Este es un territorio que destaca, precisamente, por su capacidad para conservar sus valores excepcionales y que refleja la transformación pausada y respetuosa del hombre sobre la tierra», ha defendido.

El titular autonómico incidió en que la Ribeira Sacra es «un espacio único, con un gran valor incapaz de decepcionar a quien lo visita», y garantizó que el compromiso con esta propuesta sigue «vigente» tras la decisión de aplazar la candidatura al menos hasta el próximo año con el fin de trabajar para lograr el último paso «con toda la fuerza y conseguir el sí definitivo».

«La decisión de posponer los trámites finales es una oportunidad para fortalecer nuestro trabajo y mejorar algunos aspectos para que podamos acreditar con las máximas garantías los valores excepcionales de la Ribeira Sacra», ha asegurado.

Del mismo modo, apuntó que tanto la Xunta como el Gobierno central quieren «intensificar el trabajo de la candidatura» y seguir avanzando para hacer del enclave «un territorio más vivo, mejor cuidado y más reconocido en todo el mundo».