La Xunta Pro Devolución del Pazo de Meirás ha instado al Estado a suspender las visitas de «exaltación al franquismo» ante la sentencia que obliga a los Franco a devolver al patrimonio público este inmueble.

Así se acordó en la reunión que ha mantenido este viernes en la institución provincial, en la que propuso, como ya defendió también el presidente de la Diputación coruñesa, Valentín González Formoso, que el pazo incluya entre sus usos la recuperación de la memoria histórica y homenaje a las víctimas del franquismo.

Además, defiende la creación de una mesa para definir los futuros usos del inmueble, en la que participen las diferentes instituciones y organizaciones implicadas en su historia y en la recuperación del pazo para el patrimonio público, como la propia Diputación, el Estado, la Xunta de Galicia o el Ayuntamiento de Sada.

En este sentido, la Xunta Pro Devolución del Pazo de Meirás adoptó una serie de medidas entre las que se encuentra la creación de una mesa participada por todas las instituciones y entidades –las que están en la Xunta Pro Devolución, más la Xunta y el Estado– implicadas en el proceso con el fin de consensuar los futuros usos tanto del edificio como de la finca que lo rodea.

En esa mesa, la Xunta Pro Devolución del Pazo avanza que defenderá que «por su carácter simbólico y por la lucha que durante décadas se mantuvo para llegar su recuperación, que el pazo de Meirás contemple la historia del triunfo de la movilización social en la defensa de la democracia y sea espacio de homenaje a las víctimas del franquismo».