La Asociación para a defensa do Patrimonio Galego ha denunciado este lunes que una obra de la Diputación de Ourense «pone en riesgo el patrimonio y la magia» de San Pedro de Rocas, en Esgos, en la Ribeira Sacra.

En concreto, denuncian que una ampliación lateral de la calzada de asfalto lleva consigo «la tala de 83 árboles y la destrucción del suelo arqueológico».

«Se pierde el valor del conjunto, la magia que acompaña dicho acceso al monasterio y se pone en riesgo el patrimonio natural y cultural de un bien de interés cultural que abarca también esta área», recoge en un comunicado.

Añade, asimismo, que el proyecto «contempla un uso desmedido del hormigón, de piedra con cemento, y afecta a la casa catalogada y al cruceiro, que ha de ser trasladado».