La delegación lucense de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos en Galicia (CESM) reclama al Servicio Galego de Saúde (Sergas) que «refuerce los medios informáticos para evitar las caídas en sus sistemas informáticos», como las dos producidas en menos de 10 días en el Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA).

El personal sanitario vio interrumpido en sendas ocasiones el sistema informático durante más de una hora, lo que obligó a «paralizar» la actividad ordinaria, lo que «agravó una situación de saturación que ya de por sí padecen los centros hospitalarios en estas fechas».

La Delegación de CESM en Lugo explica que durante los dos apagones sufridos los facultativos no pudieron desarrollar su actividad con normalidad, debido a que no podían acceder a los expedientes de los pacientes, de manera que «se paralizaron pruebas diagnósticas y determinados equipos quedaron fuera de servicio».

En este sentido, este sindicato ha advertido de que la caída del sistema «contribuyó a incrementar la saturación» de algunos servicios como Urgencias, lo que «exigió que los facultativos tuvieran que redoblar sus esfuerzos ante situaciones inaplazables, prestado la atención posible y reflejando manualmente sus anotaciones para después introducirlas informaticamente en las historias de los pacientes».

Aunque el HULA fue el centro que mayor incidencia registró por tratarse del hospital de referencia, también los comarcales de Burela y Monforte de Lemos sufrieron caídas del sistema informático similares.