Nueve de cada diez enfermeros han reconocido que las distintas administraciones públicas no están desarrollando las acciones y medidas que se comprometieron a llevar a cabo durante la pandemia para reforzar y mejorar el sistema sanitario.

Así se desgrana en el análisis que la empresa ‘Sondea’ ha elaborado para el Sindicato de Enfermería (SATSE), tras realizar una encuesta a un total de 13.775 enfermeros. Un sondeo sobre distintos aspectos relativos a la situación, labor y expectativas presentes y futuras de estos profesionales sanitarios.

Un 95 por ciento se ha mostrado convencido de que tampoco se están desarrollando las medidas y planes de actuación comprometidos por las diferentes instituciones públicas para mejorar sus condiciones laborales y profesionales en sus respectivos ámbitos de trabajo. Asimismo, un 83 por ciento de los enfermeros encuestados por SATSE en todas las comunidades autónomas, además de Ceuta y Melilla, reconocen sentirse defraudados al considerar que no se están cumpliendo las expectativas puestas en las distintas administraciones públicas durante la crisis sanitaria de la Covid-19.

Por ello, el 91 por ciento de los encuestados consideran que deberían emprenderse actuaciones reivindicativas desde el propio colectivo para mejorar su situación actual. Entre los asuntos que apuntan los sanitarios como necesarios para la profesión, recalcan que se debe contar con las plantillas adecuadas en los hospitales,centros de salud y el resto de centros sanitarios y sociosanitarios, el aumento de las retribuciones, la supresión de la precariedad en los contratos temporales y lograr la jubilación anticipada y voluntaria.

En definitiva, SATSE resalta que estos resultados reflejan el malestar y preocupación de los sanitarios, por lo que, tal y como reconoció reciente el presidente de la entidad, Manuel Cascos, la organización inicia una etapa de presión y movilización.