El secretario nacional de CIG-Ensino, Suso Bermello, ha exigido a la Consellería de Educación que deje de ocultar datos sobre los recortes en la plantilla de profesorado que la comunidad educativa ha denunciado a lo largo de este verano.

«Pasan las semanas y cada vez recibimos noticias más negativas», ha señalado Bermello durante una concentración en Santiago por el inicio del curso, «mientras que la falta de información precisa por parte de la consellería es continua».

El representante del sindicato ha detallado que el único dato aportado por el área dirigida por Román Rodríguez es el de que la adjudicación de destinos provisionales de secundaria y enseñanzas de régimen especial es de 584 docentes menos con respecto al curso anterior.

De esos 584 profesores menos, 404 corresponden a una reducción de adjudicaciones; los otras 180 restantes corresponden a plazas que quedaron sin asignar el curso anterior por falta de personal docente en las lista provisionales.

Para Bermello, la cifra de reducción de profesorado es «aún mayor» si se tienen en cuenta «las jubilaciones y las plazas no cubiertas». El secretario nacional de CIG-Ensino ha insistido en que «hay plazas de jubilaciones que se han amortizado y no se han adjudicado».

SITUACIONES «NEGATIVAS»

Bermello ha ejemplificado con dos situaciones «negativas» las consecuencias de los recortes criticados por sindicatos y profesores. Por un lado, ha señalado que hay centros educativos que no podrán impartir el programa para la mejora y refuerzo del aprendizaje (PMAR) del Gobierno gallego por falta de docentes.

Por otro, ha denunciado que el Ejecutivo autonómico ha tomado la decisión de no abrir excepcionalidades para que en centros de municipios rurales se puedan impartir materias optativas –latín, griego, dibujo técnico– cuando estén matriculados menos de 5 alumnos.

«PERDEDORES» DE LA PANDEMIA

El presidente de la Confederación Anpas Galegas, Fernando Lacaci, ha asegurado que los «perdedores» de la pandemia en este ámbito han sido los alumnos con necesidades educativas especiales, y que con los nuevos recortes de la Xunta «van camino de volver a serlo».

«Eliminar puestos de docentes corta las posibilidades del alumnado más allá de un libro de texto», ha señalado Lacaci, quien cree que «una administración que no cuida a su gente más desfavorecida es una administración que no se merece estar donde está».

CONCENTRACIÓN POR LA SECUNDARIA

Tanto CIG-Ensino como Anpas Galegas se han concentrado este martes frente a la sede de la Consellería de Educación para mostrar su «descontento» por los recortes de profesorado en educación secundaria.

Varias decenas de personas, entre profesores, padres y varios miembros del sindicato estudiantil Erguer, han manifestado proclamas contra «los ataques a la educación pública».